Share

¿Cuál es la situación actual de Puerto Rico tras el embate de Irma y María?

SANTO DOMINGO. El paso de los huracanes Irma y María (de categoría 4 y 5) no sólo arruinó a Puerto Rico en materia de infraestructura, quebró también su sistema de servicios de salud, educación, sanidad, energía y telecomunicaciones.

Toneladas de escombros y basura continúan en las calles. No hay trabajo. Los supermercados están vacíos. Sólo una cuota mínima del sector productivo se ha reintegrado a sus labores. Apenas 25 hospitales cuentan con energía eléctrica de un total de 67 intervenidos.

A la isla, que a finales de mayo de este año registraba una tasa de desempleo de un 12 %, se agrega una nueva jornada de cierres y despidos sin precedentes que recrudecerá la crisis económica.

Pese a los recursos que el gobierno estadounidense ha destinado para la recuperación de Puerto Rico, sus habitantes no perciben la ayuda. El desabastecimiento de alimentos y suministros lo coloca al borde de una crisis humanitaria.

“No entiendo dónde está la supuesta ayuda. ¿Dónde está la gente que se supone debe recoger los postes de luz del suelo y los árboles caídos? La basura no la están recogiendo, las casas siguen llenas de basura. Ayer llovió y como no han limpiado las calles se inundó todo”, dijo a este reportero el editor fotográfico de DL y nativo de la isla, Dennis Rivera Pichardo, que se encuentra varado en suelo boricua desde el 20 de septiembre luego del paso del huracán María.

¿Cuál es la situación actual de Puerto Rico tras el embate de Irma y María?
Rivera narró las vicisitudes con las que cada día tienen que lidiar miles de puertorriqueños tras el azote de éstos fenómenos.

“Moverme de la casa de mis padres al aeropuerto me toma casi dos horas, un trayecto que regularmente completaba en 40 minutos. Los vuelos internacionales regulares siguen llenos hacia Santo Domingo. Hay uno por día. Sólo quedan las listas de Stand By. Las agencias de viaje dicen que no hay cupo disponible hasta el 12 de este mes. El ferry también está lleno”, expuso Rivera.

19 días después del embate de María, el Estado sólo ha logrado restablecer el servicio eléctrico para el 15 % de la población de acuerdo a datos ofrecidos por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y abastecer de agua potable al 60 %.

El flujo en la venta de combustibles mejoró considerablemente en la última semana tras días de escasez. Según el portal status.pr, la reserva de la isla es hoy de 724,853 barriles de diésel y 1,259,774 de gasolina.

Tres semanas después la cifra de refugiados se ha reducido en cerca de un 20 %, pero sigue siendo alta. Hoy es de 6,452, distribuidos en 113 refugios en toda la isla, asegura el Gobierno.

“Los ricos se fueron a vivir a Miami y Casa de Campo en sus aviones. Aquí la clase media es la que está luchando por sacar la cabeza, pero no sabemos cómo es que vamos a reconstruir el país”, sentenció.

Leave a Comment