Share

Del iPhone X al Galaxy Note 8: los mejores «smartphones» de 2017

El mercado de la telefonía móvil se encuentra totalmente apretada. Este 2017 ha dejado varias tendencias claras en este terreno. Tras su primer año, la cámara doble en los móviles se ha convertido en un estándar a perseguir por la industria. Con diferencias evidentes en las configuraciones de cada modelo y marca, lo cierto es que este concepto de fotografía móvil se ha asentado como sinónimo de buena calidad de imagen. Para ello, se propone jugar con la profundidad de campo.

Así, mientras firmas como Apple apuestan por incluir un mini teleobjetivo y un gran angular en su cámara, LG ha continuado con su propia idea, un gran angular y una cámara «normal», mientras que otras marcas como Google han pasado de largo y han seguido con una sola lente como en el caso del Pixel 2 XL que, pese a disponer de una sola cámara, se ha apuntado como uno de los mejores móviles en el terreno de la fotografía.

Otra idea que se ha extendido este año y que han impulsado fabricantes como Huawei, Samsung o LG, y continuado por la propia Apple y Google, es el esfuerzo por reducir a la mínima expresión los marcos de la pantalla del móvil. Lo que se pretende es cubrir hasta donde se llegue una parte del terminal. Con ello se gana en espacio y se reducen las dimensiones del dispositivo. Una fórmula encaminada a ganar visibilidad en el consumo de contenidos multimedia.

El sistema de reconocimiento por huella dactilar se ha asentado este año definitivamente. Todos los terminales de gama alta lo incluyen como método de desbloqueo de la pantalla y autenticación de pagos móviles, pero Apple, con el iPhone X, ha querido abandonarlo y apostar por otra solución biométrica, Face ID. Este sistema de reconocimiento facial ha sido la comidilla del sector tecnológico, aunque como es obvio se desconoce el impacto que tendrá en la industria y si se extenderá entre otras marcas, algo que no ha conseguido su decisión de eliminar la clavija «mini jack» para los auriculares en favor de una vida sin cables.

En cualquier caso, tanto Apple como Samsung han vuelto a liderar un año más las ventas de «smartphones», aunque han visto las orejas al lobo con el sorprendente crecimiento de Huawei, tercero en discordia. Los últimos informes de ventas sitúan, además, al fabricante chino Xiaomi, que hace un mes desembarcó oficialmente en España, como el cuarto mayor vendedor. Por el camino se ha desplazado a HTC o LG que en otras épocas tuvieron una importante cuota de mercado.

La hegemonía china, impulsada por otras firmas como Vivo o Oppo, también ha permitido capitalizar las ventas globales. Lo que también se ha podido detectar esta temporada es el aumento considerable del precio de los terminales, en donde, de nuevo Apple y Samsung han querido romper la barrera psicológica de los mil euros por primera vez, generando casi otra nueva categoría, la super gama alta, que tiene visos de quedarse definitivamente en el mercado.

Leave a Comment