Ciudad Juan Bosch: “Por eso es que en este país no dejan de pasar desgracias que afectan a la familia” + Vídeo

0
22

Por Robert Vargas-ciudadoriental.com
Hace unos cuantos años, cuando no se había anunciado ni se conocía que sería construida la Ciudad Juan Bosch, en Santo Domingo Este, un grupo de empresarios adquirió unos terrenos. Pasado el tiempo, esos mismos empresarios tuvieron que dedicarse a fondo para desalojar a invasores de su propiedad.

Con el paso de los años, surgió el proyecto de Ciudad Juan Bosch, anunciado por el Presidente Danilo Medina, quien dio garantías a inversionistas de que todo aquel que cumpliera con los requisitos necesarios tenía su inversión garantizada y asegurándoles que el Gobierno no se convertiría en obstáculos.

Curiosamente, aquellos terrenos mencionados arriba, quedaron enclavados en el centro del ambicioso proyecto habitacional.

El ingeniero Esteban Frías, constructor él, creyó en la palabra del Presidente y aprovechó que su terreno está en el centro, no en la periferia, sino en el medio de la Ciudad Juan Bosch para buscar socios con los que emprender un proyecto de varios cientos de apartamentos con determinadas características que, según él, los convertían en “modelo”.

Entusiasmados, contactó con vendedores que viajaron a Estados Unidos a vender los apartamentos mostrados en presentaciones en tridimensionales diseñadas por ordenadores.

 

Su proyecto es el Residencial El Dorado, que identifica como “tu proyecto exclusivo, en el centro donde se construye Ciudad Juan Bosch, SDE, 100% Privado“.

Consta de apartamentos de 77.5 metros desde RD$1,870.000; 86.5 Mts desde RD$2,085.000 y 100 Mts desde 2,295.000.

Dieron muchas explicaciones sobre las características de los apartamentos y hasta prometieron bonos de compensación para los primeros compradores y una tasa anual preferencial, con inicial del 20% y separación del inmueble con RD40.000.

El discurso de venta encantó y fueron muchos los dominicanos que adquirieron derechos de los apartamentos.

Sin embargo, una cosa fue la que prometió el presidente Medina y respaldó con sus leyes y decretos, y otra muy distinta es la que sucede en el terreno.

Lena Ciccone

Tras cumplir con todos los requisitos y ser víctimas de trabas impuestas o auspiciadas por una funcionaria, a la que identifica como Lena Ciccone, el ingeniero Frías se ha visto en la necesidad de dar la voz de alerta para que el presidente lo escuche y designe una comisión para que investigue la veracidad de sus denuncias.

Él sospecha que algunos funcionarios tienen una “agenda personal” muy distinta a la del presidente Medina.

Ha llegado a esa conclusión después que el Director de Planeamiento Urbano del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, Ysidro Romano, le otorgara el uso de suelo para que iniciara los trabajos de construcción, y tres días después intentara retirarselo alegando que se lo había otorgado porque creía que ese proyecto pertenecía a “un amigo”.

También después que el alcalde Alfredo Martínez le habría dicho que por objeciones de la Ciccone, tampoco podía otorgarle el uso de suelo.

La situación es tan grave que, en una manifestación de impotencia, el ingeniero e inversionista, al concluir una rueda de prensa en la capital, exclamó que:

-“Por eso es que en este país no dejan de pasar desgracias que afectan a la familia dominicana, por funcionarios que creen que las leyes son simples caricaturas”.

Cuando lo dijo estaba acompañado de los empresarios Gilberto Santana y Juan Herrera y el presentador de televisión Michael Miguel.

Sin embargo, a pesar de las trabas, él insiste en querer construir su proyecto habitacional en el terreno que compró antes de que Ciudad Juan Bosch fuera una idea.