Coach Internacional prepara dominicanos para serie Mundial de Beep Béisbol

0
22

Por Javier Flores

SANTO DOMINGO.- La Fundación Francina y su equipo de Beep Béisbol, Huracanes del Caribe, recibieron esta semana al dirigente de los Blackhowks de Texas, Tim Hibner.

Este destacado entrenador de peloteros invidentes, ha logrado alzarse con cuatro títulos de la Serie Mundial de Beep Béisbol y  entrenará al equipo local con miras a la próxima entrega de dicho certamen internacional; Tulsa 2019, en los Estados Unidos.

Hibner tiene más de veinte años de experiencia en  la práctica del  Beep Béisbol y ha entrenado a cientos de jugadores con discapacidad visual. Desde la Serie Mundial Wellingthon 2017, donde los Huracanes del Caribe fue el único equipo latinoamericano en participar, el coach mostró interés por colaborar al desarrollo de las habilidades de los atletas dominicanos.

Por eso, de la mano de la Fundación Francina, agotará una agenda de entrenamientos que incluirá técnicas y estrategias de juego, así como de trabajo en equipo y desarrollo de destrezas para la integración.

Tim Hibner inició su carrera en 1982 con el equipo de Oklahoma City, con el que se desarrolló hasta convertirse en  una pieza importante, tanto en el juego como en la directiva de la organización. Está en el Salón de la Fama de la Asociación Nacional de Beep Baseball (NBBA por sus siglas en inglés); y además, está convencido de que la práctica asidua del Beep Béisbol ofrece a las personas ciegas mayores destrezas de orientación y movilidad; debido a que estas ejercitan la localización de espacios a través del oído.

Esto, a la larga se traduce en un incremento de las capacidades a la hora de desplazarse de forma autónoma en la vida diaria y fortalece tanto la salud de las personas, como sus habilidades de interacción social. Si hablamos de quienes viven con algún tipo de discapacidad, el ejercicio deportivo también contribuye a incrementar la confianza en sí mismos, la facilidad para tomar decisiones bajo presión y el trabajo en equipo.

Estas son cualidades que se valoran no solo en el campo de juego, sino en la vida cotidiana; ya sea en entornos familiares, de la comunidad o de trabajo. En efecto,  para quienes practican este deporte, el Beep Béisbol es una manera de prepararse, a fin de abrirse campo en su desarrollo integral.

Cabe destacar que el Beep Béisbol es un deporte adaptado jugado por personas con discapacidad visual. Se practica utilizando una pelota sonora en un estadio que posee grandes semejanzas con el beisbol.

Se originó en los Estados Unidos en 1964, y desde entonces se ha popularizado en el mundo. Se juega con un lanzador y un receptor videntes por cada equipo, el resto de los jugadores lleva los ojos vendados.

Tanto las bases como la pelota emiten un sonido que las distingue y permite que los jugadores se orienten dentro del campo. Los partidos tienen una duración de seis entradas, cada una con cuatro outs, a diferencia del béisbol tradicional.

En la República Dominicana se practica desde 2014, cuando la Fundación Francina organizó el primer “Clásico de Beep Béisbol”, avalado por la NBBA, que se haya celebrado en un país de américa Latina. Ahora los Huracanes del Caribe también aspiran a ser el primer equipo de la región en destacarse en una serie mundial, y para lograrlo tendrán que imponerse ante más de 30 equipos de Taiwán, Canadá y Estados Unidos.