DEL PEME A ODEBRECHT: Decenas de políticos y empresarios acusados de corrupción, todos están en libertad

0
55

CASO PEME

NO HUBO CONDENADOS

Uno de los primeros escándalos de corrupción de los gobiernos del PLD fue la estafa que varios funcionarios llevaron a cabo a través del  Programa de Empleo Mínimo Eventual (PEME), creado durante la primera administración de Leonel Fernández (1996-2000) y dirigido por Diandino Peña, Simón Lizardo, Haivanjoe Ng Cortiñas, Luis Inchausti, Noe Camacho.

En su momento el PEME manejó directamente y sin controles contables de ningún tipo la suma de 1,438 millones de pesos.

Por el caso PEME fueron apresados y sometidos a la justicia los dirigentes peledeístas Diandino Peña, Simón Lizardo, Haivanjoe Ng Cortiñas, Luis Inchausti, Noe Camacho, Grecia Peguero, León Antonio López Mata, acusados de estafar al Estado con más de mil millones de pesos.

Los imputados fueron dejados en libertad bajo una fianza de RD$15 millones, otorgada el 15 de marzo del 2002.

El caso se ventiló por varios años en los tribunales, pero febrero de 2007, en el segundo período de Fernández, el entonces fiscal del Distrito Nacional José Manuel Hernández Peguero, dejó fuera del expediente a Diandino Peña, a Simón Lizardo, a Haivanjoe Ng Cortiñas y a Noe Camacho Ovalle.

En el mes de octubre de ese mismo año 2007, Hernández Peguero retiró la acusación a los restantes imputados,Luis Inchausti, su hermana Grecia Peguero y León López Mata, argumentando que no poseía “pruebas suficientes para sustentar el expediente.

CASO VALLEJUELO

DURÓ PRESO 5 MESES (NOV.2000 – ABR.2001)

Ese primer período de gobierno de Fernández (1996-2000) también   dejó como consecuencia el apresamiento y sometimiento a la justicia de Félix Bautista, director de la oficina Coordinadora y Fiscalizadora de Obras del Estado, por la supuesta sobrevaluación de la carretera de Vallejuelo, en San Juan de la Maguana.

Bautista fue acusado de sobrevaluar en unos RD$50 millones en la construcción de la carretera San Juan-Vallejuelo, y aunque posteriormente fue descargado de la acusación, estuvo preso en la cárcel de Najayo, desde noviembre del 2000 hasta el 23 de abril de 2001.

PLAN RENOVE

ACTUALMENTE TODOS ESTÁN EN LIBERTAD, LA CONDENA MÁS ALTA FUE DE 4 AÑOS

Durante el período gubernamental del presidente  Hipólito Mejía (2000-2004), el primer gran escándalo de corrupción lo escenificó el denominado Plan Renove, Plan de Renovación Vehicular.

El Plan Renove fue un programa aplicado durante el gobierno del ex presidente Mejía a través del cual se importaron miles de vehículos livianos y pesados, para el transporte público de pasajeros y de cargas. La idea era sustituir viejos y destartalados vehículos por nuevas unidades.

Esos vehículos fueron distribuidos entre sindicatos de choferes, de transportes de cargas, asociaciones de estudiantes de los pueblos, ayuntamientos, instituciones deportivas, entre otros.

Sin embargo, al iniciar el gobierno de Fernández  (2004-2008) sindicalistas y empresarios del transporte colectivo y ex funcionarios  fueron apresados y sometidos a la justicia implicados en una presunta estafa contra el Estado por más de 1800 millones de pesos a través del Plan Renove.

El caso se debatió por varios meses en la justicia y en  Octubre 2005 los imputados fueron condenados varios años de prisión y multas de hasta 15 millones de pesos.

Fabio Ruiz fue condenado a 4 años de  prisión y RD$10 millones, Milcíades Amaro Guzmán, a 3 años de cárcel  y  RD$5 millones, Antonio Marte, a 3 años de cárcel  y  RD$8 millones, Pedro Franco Badía, a 3 años y RD$15 millones.

Gervasio de la Rosa fue condenado a 2 años y  RD$3 millones. Blas Peralta a  6 meses  y  RD$2 millones, Paulino Antonio Reynoso a 2 años de prisión (todos ellos enviados a Najayo).

Alfredo Pulinario Linares (Cambita) fue condenado a   6 meses prisión domiciliaria, Francisco A. Pérez  a 6 meses  prisión  domiciliaria, Freddy Méndez a  6 meses, prisión  domiciliaria y RD$1 millón.

Los imputados fueron hallados culpables de prevaricación en perjuicio del Estado, en la distribución de 3,335 unidades sin cumplir con los trámites legales y a favor de allegados.

En ese mismo caso fueron descargados los ex presidentes del Plan Renove, Ramón Emilio Jiménez hijo y Siquió Ng de la Rosa quienes fueron declarados no culpables de los hechos imputados y, en consecuencia, descargados de responsabilidad penal.

Asimismo, el ex director de la OMSA, Diógenes Castillo, y el empresario Juan Julio Morales (Johnny) también fueron absueltos.

En Marzo 2008 el caso fue llevado en apelación a la Suprema Corte de Justicia  donde la condena fue convertida en “irrevocable” contra los sindicalistas y empresarios.

Sin embargo, en diciembre del 2008, el presidente Leonel Fernández indultó a quien fungiera como presidente del Plan Renove en el gobierno de Hipólito Mejía,  Pedro Franco Badía; así como a los sindicalistas Casimiro Antonio Marte Familia (Antonio Marte), Milcíades Amaro Guzmán y Gervasio de la Rosa.

El indulto está contenido en el decreto  número 847-08, emitido por el presidente Fernández, quien tienen la facultad de conceder el perdón a los reclusos condenados  “que hayan observados un buen comportamiento o por razones de salud”.

CASO BANINTER

ACTUALMENTE TODOS ESTÁN EN LIBERTAD, LA CONDENA FUE DE 10 AÑOS PARA TODOS, SIN EMBARGO TODOS SALIERON EN LIBERTAD ANTES DEL CUMPLIMIENTO DE LA CONDENA

El gran caso de corrupción que llevó a los tribunales  y a la prisión a poderosos empresarios privados fue la quiebra fraudulenta del Banco Intercontinental (Baninter).

Este caso junto  los de los bancos Nacional de Crédito (Bancrédito) y Mercantil se generaron y desarrollaron durante los gobiernos de Joaquín Balaguer (sus últimos períodos 1990-94 y 94-96), Leonel Fernández (196-2000) e Hipólito Mejía (2000-2004), aunque estallaron ante la opinión pública en el año 2003.

Solo en el caso del Baninter se estimó en principio en más de 55 mil millones de pesos el monto de las pérdidas, y que posteriormente se elevó por encima de los RD$70 mil millones.

Por el caso fueron condenados en octubre de 2007 Ramón Báez Figueroa,  Luis Alvarez Renta y a Marcos Báez Cocco a 10 años de prisión y a Vivian Lubrano de Castillo a cinco años de cárcel y al pago RD$68,800 millones de manera solidaria como indemnización a favor de la Superintendencia de Bancos y del Baninter, por daños y perjuicios.

En Julio 2008 La Suprema Corte de Justicia rechazó los recursos de casación interpuestos por los cuatro condenados por el llamado Caso Baninter, y ratificó la sentencia de la Tercera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional.

Sin embargo en Diciembre de  2008  el presidente Leonel Fernández indultó  a la ex funcionaria del desaparecido Baninter, Vivian Lubrano de Castillo.

Lubrano de Castillo había sido condenada a cinco años de prisión, pero permaneció muy poco tiempo en la cárcel a modo de presa preventiva, debido a que justificada en razones de salud, logró eludir ir a prisión hasta que fue indultada. .

Después de cinco años y nueve meses en prisión, cumpliendo una condena de 10 años por la quiebra del Baninter, Ramón Báez Figueroa fue favorecido con la libertad condicional, que le otorgó el Juez de Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willy de Jesús Núñez, en agosto del 2013.

En Julio 2014, la Suprema Corte de Justicia ordenó la libertad pura y simple del exbanquero Luis Álvarez Renta, luego de cumplir más de la mitad de la pena.

Un año después, en mayo del 2015, el ex banquero Marcos Báez Cocco, condenado a 10 años de prisión por el fraude de Baninter, y quién había sido beneficiado por prisión domiciliaria, fue favorecido con la libertad condicional por el juez de la Ejecución de la Pena del Distrito Nacional, Saulo Ysabel Díaz.

Báez Cocco, pidió la libertad condicional cuando estaba a punto de que se venciera la prisión domiciliaria concedida por el juez de la ejecución de la Pena de San Cristóbal, José Medrano Kelys, hacía tres años.

CASO SUN LAND

FÉLIX BAUTISTA FUE DESCARGADO

La gestión gubernamental de Fernández no sólo tuvo que lidiar con los encartados del gobierno anterior, sino que también los funcionarios de ese gobierno tuvieron que enfrentar a la justicia acusados de estafar al estado con miles de millones de pesos.

El senador Félix Bautista, quien desconoce el valor de su fortuna, fue acusado de “desaparecer” 6,500 millones de pesos del caso Sund Land,  130 millones de dólares  contratados de manera irregular para la construcción de una serie de obras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Caso que no tuvo consecuencias.

Según denunciaron, en ese momento, abogados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), hay más de 50 folios de documentos que prueban que el senador Félix Bautista se apropió de manera ilegal de 112 millones de dólares de los 130 contratados por el Gobierno y la empresa Sun Land sin la aprobación del Congreso Nacional.

Pero este, como otros casos, fue un intento fallido de llevar a la cárcel a los corruptos puesto que el caso fue desestimado por la Suprema Corte de Justicia, considerando que el PRD no podía constituirse en parte para reclamar justicia.

Años después, sobre esa decisión el expresidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa, afirmó que la sentencia del caso Sun Land, en el 2008, fue una decisión política que marcó negativamente la trayectoria de los jueces que habían sido designados en 1997.

CASO SÚPER TUCANO

ACTUALMENTE EN JUICIO

En esa misma gestión de gobierno, explotó el caso, y que hasta hoy se debate en los tribunales, de los 3,5 millones de dólares que habría pagado como sobornos la empresa brasileña Embraer para obtener los contratos de venta de ocho aviones Súper Tucano, los cuales serían usados para combatir el narcotráfico, por un valor de US$93,697,887.60.

En este caso lo más escandaloso no es el pago del soborno, admitido por la propia empresa brasileña, sino la sobrevaluación de las aeronaves, pagadas a precios muy superiores a los establecidos en el mercado internacional para este tipo de aviones.

Por el caso guarda prisión el coronel de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), Carlos Piccini y han sido investigados el ex ministro de las Fuerzas Armadas, mayor general retirado Rafael Peña Antonio; los empresarios Daniel Aquino Méndez y Daniel Aquino Hernández, Ysrael Abreu Rosario, y Félix Del Orbe Berroa, así como las empresas Embraer, Magycorp, S.R.L., y 4D Business Group.

Fuente: acento.com.do