Elecciones del defensor del pueblo en NYC

0
30

Ya han pasado varias elecciones en la gran manzana donde, después de conocer los resultados desfavorables al candidato dominicano, comenzamos a buscar a los culpables de la derrota.

Si seguimos por esos derroteros vamos a seguir cosechando los mismos resultados.

El gran ganador de este certamen es el concejal afroamericano, del condado de Brooklyn Jumaane Williams.

Williams obtuvo más de 130,000 votos.  Esto es, 40,000 sufragios por arriba de la suma de los tres contrincantes hispanos juntos.

Además, el candidato Eric A. Ullrich, republicano, aunque no son elecciones partidistas, en un estado eminentemente demócrata como Nueva York, sacó más votos que los obtenidos por los demócratas Ydanis Rodríguez, principal candidato dominicano y Melissa Mark Viverito, la candidata boricua. Juntos.

Estos resultados tienen varias lecturas.

El primero y el más importantes es, meterle en la cabeza a los dominicanos que Washington Heights es solo un barrio de la inmensa ciudad de New York.

Que los dominicanos solo somos una parte de un todo.

Que los dominicanos, contrario a la comunidad negra (ahora hay que decir afroamericanos, para no ofender) no han sido motivados correctamente para que salgan a votar.  Que los inmigrantes ilegales, sean del país que sean, no votan.

En estas elecciones, la abstención fue escandalosa. Solo el 10% de los votantes inscritos salieron a votar y de estos, la mayoría fueron sufragantes de la comunidad negra, que regularmente sale a votar cohesionada.

Por último, el discurso.  Mientras los latinos se diluían en temas como la inmigración ilegal, la Autoridad Metropolitana de Transporte y hacer una ciudad más vivible, sin hacer propuestas específicas, el concejal Williams se concentró en un tema que está afectando la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad de New York que es la gentrificación y la criminal alza de los alquileres de viviendas en esta ciudad.

La lección que tenemos que aprender de estas elecciones es, que los afroamericanos, correctamente, no les importa quien es el candidato siempre que sea uno de ellos.

Los latinos divididos no vamos para ninguna parte. Y si a esa división se le agrega la fragmentación, el grupismo y las rivalidades políticas partidistas dentro de una de las comunidades más numerosa de la gran manzana, como lo es la dominicana, el panorama pinta negro o por lo menos gris oscuro.

Faltan 7 meses para que se repitan estas votaciones   Pues a manera de información, para los que no lo sepan, estas fueron unas elecciones especiales para llenar la vacante dejada por Letitia James, quien actualmente se desempeña como Fiscal General del estado de Nueva York.

El ganador de estas elecciones, Jumaane Williams, si es que desea permanecer en el cargo, tiene que ir en el próximo mes de septiembre a unas primarias en su partido demócrata y luego, si las ganase, a las elecciones ordinarias en el mes de noviembre, a enfrentarse al candidato republicano y posiblemente a uno o dos independientes que siempre aparecen.

Desde ahora hay que comenzar las conversaciones entre los latinos, para poder hacer un mejor papel en los venideros comicios y dejar de ser el hazmerreír electoral.

Tenemos que entender de una vez y por todas, que los dominicanos con derecho al voto en los Estados Unidos, somos un poco más que peledeistas y perremeistas.

Que debemos de olvidarnos de las practicas de sacarnos los dos ojos, con la esperanza de que nos digan que el enemigo, o el supuesto enemigo, quedó tuerto.  

Carlos McCoy

Febrero 2019

CarlosMcCoyGuzman@gmail.com