FINJUS ve “deficiencias institucionales” arrojan sombras al futuro democrático

0
25

SANTO DOMINGO- La Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) opinó que el contenido del Sermón de las Siete Palabras emitido por  sacerdotes católicos este viernes Santo es un grito de alerta a los responsables de las instituciones del Estado sobre la necesidad de encarar los problemas de la justicia y otras areas dominicanas.

La entidad apartidista dice que “cualquier persona con sensibilidad viene percibiendo señales sobre deficiencias institucionales que han estado presentes en los últimos años en la sociedad dominicana y que, sobre todo en las últimas semanas, de acuerdo a la percepción de amplios sectores, se han agravado dramáticamente, arrojando sombras sobre el futuro inmediato de nuestra democracia”.

Estos criterios de la FINJUS estan contenidos en un documento  de prensa cuyo texto es el  siguiente: 

“Todos los medios de comunicación coinciden en que los sacerdotes que dirigieron el Sermón de las 7 Palabras hicieron acopio de las graves preocupaciones que por diferentes vías se externan en los medios tradicionales y en la redes sociales.

El contenido del Sermón representa, sin lugar a dudas, un grito de alerta dirigido a todos los responsables de instituciones del Estado, lo mismo que a quienes orientan a la sociedad desde sus respectivas obligaciones u oficios, para que hagamos conciencia de la urgencia e importancia de encarar con seriedad cada uno de los problemas que enunciaron los sacerdotes católicos.

Cualquier persona con sensibilidad viene percibiendo señales sobre deficiencias institucionales que han estado presentes en los últimos años en la sociedad dominicana y que, sobre todo en las últimas semanas, de acuerdo a la percepción de amplios sectores, se han agravado dramáticamente, arrojando sombras sobre el futuro inmediato de nuestra democracia. Son problemas que en lugar de encontrar resolución en base al  trabajo coordinado entre los diferentes estamentos del Estado, se han deteriorado progresivamente de manera alarmante.

En realidad, los sacerdotes del Sermón de las 7 Palabras no dejaron fuera de su prédica ninguna de las más agudas controversias actuales: los peligros de la reforma constitucional para reeditar la repostulación presidencial; el agravamiento de la inseguridad ciudadana; la falta de atención a problemas agudos vinculados con los servicios que el Estado debe brindar a la ciudadanía; el aumento de la pobreza; la feminicidio que no cede; la imposibilidad de organizar el tránsito en las calles y carreteras del país; el drama de miles de adolescentes abandonadas a su suerte luego de embarazos irresponsables, para mencionar solo algunos.

Para FINJUS lo que más le preocupa de sus señalamientos son las referencias a la crisis en la calidad de la democracia, con instituciones legislativas que parecerían ser incapaces de dictar leyes que sean efectivas o autoridades públicas sin voluntad de aplicarlas, sin distinciones ni privilegios, erradicando la sensación de que el imperio de la ley es una frase sin contenido.

El llamado a preocuparnos por el Estado de derecho y especialmente por reanimar una justicia que parece inmóvil e incapaz de castigar la gran corrupción, no deben caer en el vacío. Estamos en un momento decisivo para avanzar en la consolidación de la democracia. El apego al debido proceso, el respeto a las leyes y la Constitución resuenan en todo el país en esta nueva edición del Sermón de las 7 Palabras.

La conciencia de la nación, desde donde brotaron las firmes y valientes reflexiones y señalamientos expresados ayer por la Iglesia Católica, deben conmover a las autoridades de todos los poderes públicos, cuando aún tenemos tiempo de actuar unidos por la democracia. Ese es el gran reto que dejan las 7 Palabras al pueblo dominicano. FINJUS se une a sus señalamientos, con ánimo sereno, constructivo y critico”.