Hipólito, sigue “troyando”

0
71
EL AUTOR es escritor y político. Reside en Nueva York.

1- Para llegar a la conclusión de que Hipólito sigue haciendo el papel de “Caballo de Troya” dentro del PRM para beneficiar a su amigo Danilo, además su socio político y de negocios, tan solo bastaría con revisar su historial político. Veamos: Cuando inicialmente se creó el PRM, Hipólito pactó con Luis Abinader, prometiéndole que no sería candidato, sino, el árbitro del proceso que llevaría al PRM al poder.  Sin embargo, siete (7) meses después rompe ese pacto y se tira al ruedo en busca de la nominación presidencial por nuestro Partido.

2 – Fue así como en sus inicios, el PRM sufrió un fuerte revés en la aplicación de las  tácticas y estrategias programados a desarrollar para su crecimiento y consolidación, puesto que en vez de dedicar tiempo, recursos humanos y económicos  para la inscripción de nuevos simpatizantes, presentar al pueblo el “Proyecto de Nación a ejecutar”, dar a conocer el candidato en ciernes, ganarnos el corazón del pueblo, entusiasmarlo e integrarlo – en vez de eso -, Hipólito con su egoísta aspiración, enfrascó al Partido en una lucha por candidatura a tiempo completo, quehacer éste que resultó odioso al pueblo, que estupefacto y descontento contemplaba las desfasadas aspiraciones de ese expresidente y de cómo éste Partido en gestación se desgarraba en una lucha interna por las aspiraciones a los más diversos cargos electivos, creándose así, una mala imagen, que reflejaba, que el PRM era el mismo PRD con sus vicios.  Pero a Hipólito, éste descrédito del PRM le dio tres pitos, porque en realidad, él estaba haciendo un trabajo de zapa para su amigo y socio Danilo Medina, a quien – según sus propias palabras, le debe lealtad y gratitud.

3- Ahora, Hipólito en el ocaso de su vida repite la misma historia. Tozudo y desaprensivo, se lanza a buscar la nominación presidencial, a sabiendas de que no tiene ninguna posibilidad de ganar la convención del Partido, mucho menos la presidencia de la república, porque todo está en su contra.  No tiene a su favor la Marcha Verde; con él no habrá coalición de partidos; tiene la mayor tasa de rechazo, y para colmo, es un catalizador exponencial de la división del Partido y de la oposición en general. Su declaración acusando a Luis de pagar encuestas para disuadir a perremeistas, es una muestra de que es un ente de discordia, no de concordia.

– Con estos lastres, aunque por un fenómeno político fraudulento consiguiera la nominación presidencial, ya sea por el PRM u otro Partido, el pueblo, hastiado de él, jamás dará su voto mayoritario para que sea su presidente, ya sea porque lo considere un vulgar comerciante de la política y un inepto, o porque lo tipifique como un peón de Danilo y de la claque de poder (Pepín Corripio, los Vicini, etc.), y un “Caballo de Troya” o “una Quinta Columna”, dentro del PRM.

Mi discurso se apoya en hechos incontrastables

5- La confabulación de Hipólito con Danilo viene de lejos, pero dado que esas evidencias son tan conocidas por la mayoría de los dominicanos, en ésta oportunidad no me voy a ocupar de desglosarlas, porque ello sería como llover sobre mojado, tampoco, y por las mismas razones diluviales, no trataré de la cacareada honestidad y experiencia de Hipólito, pero si me voy a ocupar de señalar hechos deleznables, que Hipólito está llevando a cabo actualmente como ficha de Danilo, para que el PRM colapse, de tal modo, que no pueda ser opción de poder en las elecciones del 2020.

¿Si ocurriese la perdida en la ADP, a quien se la cargaremos, a Luis o a Hipólito?

6- Constantemente estamos viendo, que lo que están construyendo con tanto esfuerzo una buena imagen y buen nombre del PRM, y empoderarlo con el pueblo -, tal como lo están haciendo Luis y su equipo, los aspirantes a presidentes como Ramón Emilio Concepción y Wellington Arnaud, las bases y la jerarquía avanzada y progresista de Partido, en contraposición, y como de maldad, Hipólito se aplica en desbaratarlo con los pies. En medio de esta contrariedad, estamos tratando de ganar espacios de poder con los gremios profesionales; mientras Hipólito – el enemigo dentro -, hace lo contrario para que los perdamos, tal como anteriormente ya ha acontecido con otros gremios, valga decir, la cámara de diputados,  el Colegio Médico y de Abogados, el gremio de la UASD, etc.

7 – Para esas elecciones los peledeistas se han puesto de acuerdo, mientras Hipólito impide que los perremeistas nos pongamos de acuerdo, incluso, traigo a colación, de cómo Hipólito ha estado ocasionando la división del Partido con el asunto de las primarias.  El Partido ha acordado hacerlas cerradas con padrón propio, mientras que Hipólito, contrariando esa decisión, las quiere abiertas; es decir, Hipólito, siempre busca la manera de sembrar cizaña en el Partido, para beneficiar al PLD.   Ante esta situación es fácil predecir, que si el camino malo que a propósito nos construye Hipólito, no es conjurado a tiempo, el PRM, una vez más, será indefectiblemente derrotado.

Hipólito y la justicia

8- Hipólito está planteando su regreso al poder, para según él, combatir la corrupción y la impunidad y ocuparse del pueblo.  En su campaña proselitista está ofreciendo encabezar un gobierno de transición para el cambio, en lo que   aportará su experiencia y honestidad a la búsqueda del bien común y que las familias tengan una vida digna, prospera y segura. También, Hipólito promete enfrentar la inseguridad, la pobreza, las pocas oportunidades para los jóvenes y los bajos salarios entre otras promesas, de las tantas a que nos tienen acostumbrados los políticos mentirosos y demagogos como él.  Si aceptamos como buena y valida esa propuesta, ello sería como poner al ratón a cuidar el queso, o al gato a vigilar la carne, puesto que el historial político de Hipólito, es de apoyo a la corrupción y a los corruptos y de no importarle el pueblo.

9- También, en su campaña proselitista Hipólito está abogando por un cambio en la justicia, para, – según él -, que éste poder del Estado recupere la credibilidad que necesita, y aseguró que de llegar nueva vez a presidente se convertirá en el estandarte de esa justicia, que trabajaría respetándola sin entrometerse en ella tal como lo hizo durante su gobierno (2000-2004) pero tratando de que sea mejor. ¡Anja!, ¿entonces, quien fue que impidió que Leonel fuera sometido a la justicia? ¿Quién fue que le bajó líneas al procurador de aquel tiempo, Dr. Virgilio Bello Rosa, para que el expediente por corrupción a Leonel fuera engavetado?  Pero además, ¿no es Hipólito quien públicamente ha reiterado en varias ocasiones que a sus amigos, aunque sean corruptos no los lleva a la justicia, por una cuestión de lealtad? ¿Creerá Hipólito, que con este antecedente de él frente a la justicia, la gente en este tiempo, Marcha Verde, y la militancia de los partidos a unificarse         con el PRM, es tan tonta, para creerle todo el tiempo sus mentiras? 

Hipólito dice: le debo lealtad y gratitud a Danilo

10- Esas son palabras textuales de Hipólito, no mías.  Esos sentimientos están tan arraigados y comprometidos en su persona, que en las elecciones pasadas del 2012, él formó un grupo llamado “La maquinaria”, y los mandó a trabajar a favor de Danilo, y ahora tiene la cachaza de nombrar en este tiempo como coordinador de su facción política en New York, a quien fuera el jefe de esa Maquinaria que se creó para traicionar al PRM, apoyando a Danilo Medina. Como prueba de esta revelación, copio los enlaces de los videos que dan fe de esos hechos.

https://www.facebook.com/roberto.fleurimont/videos/1953962491361481/?t=80

https://www.youtube.com/watch?v=7-O7yjRscg0

https://www.facebook.com/alex.olivence.54/videos/242589696432274/

https://www.facebook.com/100005234376608/videos/1000511593466644/

11- Para los fines de este análisis, es bueno tener en cuenta, que Hipólito y su gente son parte del gobierno de Danilo.  Hipólito y sus hijos, son suplidores del Estado y beneficiarios con contratas de las obras que construye el gobierno de Danilo, que envuelven miles de millones de pesos.  Por otro lado, mucha de la gente de Hipólito está empleada en el gobierno de Danilo, ya sea en los ayuntamientos, el Banco Agrícola, Agricultura, Medio Ambiente, y así en otras dependencias del Estado.

12- Con estos antecedentes precedentemente señalados, y dado que Hipólito y su grupo se mueven por intereses mercuriales, ¿se puede creer en ellos?   En este avatar, una persona que no sea estúpida, que tenga sentido común y que no sea un cerrado de mente, fácilmente puede deducir, que cuando Hipólito pierda la convención, tal como va a suceder, él, y sus seguidores, como es el caso de “La Maquinaria”, – de Danilo ser el candidato – , ellos volverán a repetir la misma traición de antaño. Con esta naturaleza ladina, estos hipolitistas, en las próximas elecciones a celebrarse en el 2020, cuando les toque actuar como presidentes, secretarios o delegados de mesas, no serán gente de fiar, porque se venderían nueva vez.   En esa ocasión, ellos como agentes pagados por el enemigo, harán las mil truchimañerias, para que gane el peledeismo danilista, al que ellos se deben.

13- La única forma para que no ocurriese esa traición es, si Leonel fuese el candidato del PLD, porque los intereses de Hipólito no están en esa facción política, pero, incluso, dado que Leonel está en deuda con Hipólito – por aquello de no haberlo sometido a la justicia y por devolverle todo el dinero que tenía depositado en el Baninter -. Pero además, tratándose de dos políticos sin escrúpulos, cualquier cosa puede suceder, puesto que ya el mismo Hipólito ha declarado que en política no se puede descartar ninguna alianza, y como la meta de Hipólito – por egoísmo -, es impedir de cualquier modo, que otro candidato del PRM que no sea él llegue al poder, entonces, no podemos descartar, que tratándose de Hipólito, él entre en cualquier componenda, para medalagariamente, satisfacer su egoísmo.

El discurso de Hipólito relativo a ocuparse del pueblo. La crisis Baninter

14- En éste punto, sí es que hay tela que cortar. Con el mal manejo que Hipólito le dio a la quiebra de Baninter, ¿pensó él en el pueblo?  Al contrario, una deuda particular la convirtió en deuda colectiva, cargando al pueblo el pago de esa quiebra.  Al hacerlo así, solo pensó en sus amigos ricachones. A ellos les entregó 55 mil millones de pesos, acción con lo que quebró la economía nacional, violando la ley que solo permitía el pago de hasta medio millón de pesos.  Consecuentemente, fueron los pobres los que sufrieron los efectos devastadores de esa canallesca decisión suya.  Solo a Guaroa Liranzo, se le entregaron 32 millones de dólares.  En esa circunstancia, si Hipólito hubiese pensado en el pueblo, a ese balaguerista millonario pudo haberle planteado lo siguiente: Mira Guaroa, yo no te puedo entregar 32 millones de dólares, pero aguántate con dos, hasta que con la venta de los activos te podamos pagar la totalidad de tus ahorros.  No, no lo hizo así. Ni tampoco tenía en mente hacerlo, puesto que los activos de Baninter, todos fueron dejados a sus corruptos propietarios.  Para Hipólito, era más importante complacer a sus amigos millonarios que al pueblo, que ingenuamente con su voto lo había llevado a presidente.  Hasta a Leonel, Hipólito autorizó entregarle 150 millones de pesos que tenia depositado en ese banco al momento de darse la quiebra.

15- Todavía, diez y seis (16) años después de aquella funesta quiebra, no se ha podido establecer responsabilidades de quien o quienes fueron los que actuaron para que los Pellerano se robaron de una de las bóvedas del Banco Central, facturas de débito, por valor diez mil millones de pesos, para con ese hurto evadir ese pago al Estado, es decir al pueblo.

16 -Hipólito, todavía no ha podido explicar cómo y por qué, las incautadas tiendas de la Zona Franca propiedad del “Grupo Intercontinental”, fueron vendidas a su amigo personal Abraham Hazory por treinta y seis (36) millones de dólares, estando valoradas en ochenta (80) millones de dólares.   La intención de negocio redondo en esta transacción es clara, puesto que días después, estas tiendas fueron vendidas a una tercera persona, en lo que el empresario turístico Abraham Hazory se ganó varios decenas de millones de dólares.  Tampoco, Hipólito le ha podido explicar al pueblo, “¿a santo de qué?”, le quiso otorgar a la viuda del difunto Juan René Beuachamps Javier el contrato de rayo x para uso en los puerto y aeropuertos del país, que envolvía 500 millones de dólares, con el cual también serian beneficiarios el famoso oftalmólogo Dr. Melgen y los Vincho.  Para este caso, ha de tenerse en cuenta, que este contrato iba a ser otorgado a una compañía hecha al vapor, con capital suscrito y autorizado de tan solo mil dólares, lo que frente a 500 millones de dólares del contrato, devela un negocio turbio, tanto como el de Punta Catalina, o como los que hubo en la concesión del contratos la Barrick Gold, y con el contrato firmado para la construcción de la carretera Sto. Dgo. -Samaná, y otros.

17- Después de esta debacle económica que sufrió la nación por causa del mal manejo de la quiebra del Baninter, se trató de justificar esa infamia, con una especie de argumento cínico y mal parido.  Al efecto, – difundieron – que Hipólito fue “un hombre de cojones”, por meter preso a Ramón Báez Figueroa”.  Esta fue una estrategia perversa, puesto que Hipólito, ante la gravedad de los hechos, y hasta por las presiones internacionales estaba obligado a someter a la justicia a ese personaje.  El no tenía otra opción que no fuera esa.

18- Para colmo de males, cuando el pueblo protestaba por los enormes sufrimientos que estaba padeciendo con la incrementada inflación del costo de los alimentos y medicinas, cuando los supermercados se convirtieron en “las casas del terror”, y que los apagones de día y de noche se convirtieron en una constante en aquel calor infernal, la gente pobre y de clase media estaba muy angustiada, entonces, desaprensivamente, Hipólito se burlaba de esos padecimientos y protestas. “Si la calle está mala, cojan la acera. Yo no me hallo caro un huevo a cinco pesos.  Si yo fuera una gallina, por ese precio no lo pusiera. Los hospitales de aquí, están a la altura de los mejores de Estados Unidos”.  Burlas como esas las tuvo que soportar impotente todo un pueblo, que había cometido el error de llevarlo a presidente.

19- Desglosar con amplitud el caso de la quiebra de Baninter, hablar del rol de Pepe Goico en esa quiebra, referir la clonación de la tarjeta de crédito usada por ese protegido de Mejía, para que fuesen usadas por su mujer y su hijo, analizar el caso de la compra del helicóptero colibrí al narcotraficante Ernesto Quirino y su uso para cargar drogas, y hablar de otros casos no menos escandalosos, conllevaría muchas cuartillas, lo cual es imposible hacerlo en un artículo de opinión, dada la exigencia de brevedad de estos trabajos.  Por tal razón, paramos de tratar aquí el caso de Baninter y los demás, para enfocarnos en finalizar el tema que hoy nos ocupa. 

Conclusión

A- En este momento, la meta del pueblo dominicano es sacar al PLD del poder, para que con un presidente serio, honrado, y capaz, iniciar un “Proyecto de Nación” que incluye un cambio de Constitución por medio a una Constituyente, para que podamos rescatar nuestra patria de la ruina política, social, económica, moral y ecológica en que la ha sumido el PLD en confabulación con una legión de malos dominicanos. Y sucede, que Hipólito no es el hombre de este tiempo para encabezar ese “Proyecto de Nación”. Tampoco lo fue en otro tiempo; su negativo historial político, así lo confirma, en lo que resalta su papel de “Quinta Columna”, a favor del danilismo.

B- El candidato para desplazar al PLD, debe inspirar confianza, respeto, simpatía, y credibilidad en el pueblo, e Hipólito, solo concita rechazo, con la agravante, de que siempre está presto a echarle jabón al sancocho, para cumplir con su labor de zapa a favor del enemigo.

C- La presidencia de la República de un país es algo muy serio, para que esté en manos de una persona, que como Hipólito profesa el na’ e na’ y que todo lo resuelve con una charlatanería, pero que además, su palabra está desvalorizada, porque la cambia de la noche a la mañana, con la agravante, de que es un ente que está al servicio de los más pudientes de la nación, para desgracia de los menos afortunados.  También, su avanzada edad, en la que ya está dando indicios de senilidad, unido a todas las lacras señaladas, son más que suficientes, para inhabilitarlo de sus pretensiones presidenciales.

D- En definitiva, el vetusto Hipólito, no es el ente que como presidente vendría a resolver los grandes males de toda índole, que están arruinando a nuestra patria; que dicho sea de paso, él y sus amigos del PLD, mas muchos del antiguo PRD y del reformismo, son los grandes culpables de esa tragedia. Siendo así, sería un contrasentido, un infantilismo, una estupidez, que conociéndolo como lo conocemos, cometamos el error, de nueva vez, votarlo para presidente. Si ese fuera el caso, el malo no sería él, sino, nosotros.  Hipólito, podría ser un árbitro en el PRM, pero como no quiere, pues que se dedique al papel de abuelito que ya le corresponde.  En esa, él se vería más bonito, que haciendo el ridículo de presidenciable, en este tiempo, en que la patria necesita parir un nuevo corazón.

Posdata

A- Para finalizar, me dirijo a los candidatos que están buscando la nominación presidencial por el PRM, es decir, Luis Abinader, Wellington Arnaud y Ramón Emilio Concepción.  En este momento, tantos aspirantes, no es bueno, ello no es ni táctico ni estratégico, sino, dispersión de fuerzas y dilapidación de tiempo y recursos. Pónganse de acuerdo en apoyar al candidato con mayores posibilidades, el candidato más puntual en las encuestas.  Esa diversidad de candidatos solo beneficia al PLD.  En este momento, participar y apoyar esa diversidad, argumentando que eso es democracia y que dinamiza al Partido, deviene en una tesis de pura poesía, puesto que la realidad es otra. Si no nos unimos desde ya en torno a un candidato único que concite el apoyo de la Marcha Verde y que haga posible una coalición de partidos, pero que también salgamos de los “Caballos de Troya”, la derrota una vez más del PRM en el 2020, será segura.  Todavía estamos a tiempo para corregir los entuertos y para deshacernos de las lacras que nos pueden causar esa derrota. Pensemos en el país, echemos a un lado los egos, y en consecuencia actuemos para enfrentar a los enemigos de nuestra patria, derrotando a los de adentro y a los de afuera.

B- Este mensaje, también lo hago extensivo a los aún hipolitistas de buena fe, pero que no pueden ver más allá de la curvita, ya sea por inconsciencia o ingenuidad, o porque con sus mentes cerradas a causa del ciego fanatismo, viven engañados al tener de líder y candidato a un dinosaurio político como Hipólito Mejía, pero que aún así entienden, que la patria es lo primero; a ellos yo los exhorto analizar con sangre fría mi ponencia sobre el personaje que ellos idolatran, y si en esa meditación, por milagro sucede lo que  a Pablo de Tarso camino a Damasco, y fuesen iluminados con la verdad, entonces, sin pérdida de tiempo, que hagan el cambio de militancia. Si así sucediera y lo hicieran, ¡aleluya!  Con tal mutación, habrían comenzado a romperse las cadenas que los atan, para dejar de ser tontos útiles a la causa de un comerciante de la política, con lo que tendríamos el recurso humano apto, para iniciar la restauración de la república. Y a los que aún, pese a este llamado me refutan la tesis que sustenta mi desaprobación a Hipólito, y en contraposición me exigen acogerme a la “unidad” que llama ese expresidente, a todos ellos les recuerdo, que esa unidad que proclama su líder y candidato, ya está dada de manera irreversible, pero con el peledeismo danilista, no con el PRM.  ¿Entendido? 

A mis lectores, les dejo la palabra