Los hispanos son más propensos a enfermedades cerebrovasculares

0
14
  • Por: 
  • Washington.-Los hispanos diagnosticados con demencia son mucho más propensos a padecer enfermedades cerebrovasculares que aquellas personas blancas y afroamericanas con la misma enfermedad, según un estudio publicado hoy en la revista especializada Journal of Alzheimer’s Disease.

    El análisis desarrollado por el Centro de Alzhéimer de la Universidad de California (UC) reveló diferencias “dramáticas” en los cerebros de los hispanos con un diagnóstico de demencia, en comparación con los de blancos y afroamericanos.

    Los investigadores también encontraron que los hispanos y los afroamericanos tenían más probabilidades de tener patologías mixtas, es decir, una combinación del mal de Alzheimer y de la enfermedad cerebrovascular, que los blancos.

    Asimismo, se demostró que los blancos tienen más enfermedad de Alzháimer “pura” que los hispanos o los afroamericanos.

    Estos resultados, según los autores, pueden ayudar a explicar las tasas más altas de demencia que se registran entre negros e hispanos, y subrayar la importancia que tiene tratar a cada paciente en función de sus factores de riesgo individuales.

    “Si usted es latino y diabético o negro e hipertenso, es probable que tenga un mayor riesgo de demencia y estos peligros deben abordarse de manera agresiva”, apuntó el investigador principal, Charles DeCarli, que empezó este estudio hace 15 años.

    “Es una forma de adaptar nuestro enfoque al individuo, y es algo que queremos hacer lo antes posible”, detalló.

    Para este análisis, los investigadores estudiaron el tejido cerebral de 423 personas que habían muerto después de un diagnóstico de demencia.

    Todas las personas, que habían acordado previamente donar sus cerebros para esa investigación, fueron atendidas en una de las dos clínicas del Centro de Enfermedad de Alzheimer de la UC.

    Entre ellos había 360 blancos, 35 afroamericanos y 28 hispanos, que fueron evaluados anualmente antes de su muerte, se les realizaron exámenes físicos y neurológicos y se les proporcionaron historiales de salud detallados.

    Los cerebros incluidos en el estudio eran de fallecidos a los que se practicaron autopsias entre el 1 de enero de 2000 y el 14 de enero de 2017.

    DeCarli advirtió de que el estudio es “relativamente pequeño”, pero aseguró que está “muy claro” que las enfermedades cerebrovasculares tienen una incidencia “mucho más importante” entre la población latina.