SUFRAGIO: Cambio de primarias

0
49

Por Eddy Olivares Ortega
La Junta Central Electoral debe prepararse para darle respuesta a una diversidad de caprichos, muchas veces insólitos, que le formularan los partidos políticos en el proceso organizativo de las primarias del 6 de octubre del 2019.

Nuestras formaciones políticas tienen que superar la cultura de improvisación que las ha caracterizado al organizar sus certámenes de selección de sus directivos y de sus candidatos a cargos de elección popular.

Cuando el órgano electoral ponga a correr el cronograma de las primarias, con el mismo rigor que el de las elecciones nacionales, les dará una gran lección a los partidos políticos y los ayudará a comprender la importancia de respetar, tanto para fines organizativos como de democracia interna, los plazos establecidos en las normas.

Al sentido de control absoluto que tienen las cúpulas partidarias de sus procesos electivos internos, probablemente, se debe que el Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana decidiera cambiar, como si no significara nada, la modalidad de primarias abiertas por la de semicerrada.

En ese orden, la decisión del Comité Político del PLD, de solicitarle a la JCEsegregar del Padrón Nacional de Electores los padrones de otros partidos, de ser acogida por la JCE, cambiaría por una nueva modalidad de elección las primarias abiertas que antes había aprobado su Comité Central, que en todo caso sería el único competente para realizar este cambio.

Para establecer la diferencia entre una y otra modalidad definiremos, con brevedad y sencillez, las tres principales modalidades de primarias, a saber: 1) Primarias abiertas.- Son aquellas en las que puede participar cualquier elector, sin necesidad de afiliarse al partido; 2) Primarias cerradas.- Son aquellas en las que solo pueden participar los afiliados del partido; y 3) Primarias semicerradas.- Son aquellas en las que pueden participar afiliados y no afiliados del partido, con la condición de que no estén afiliados en ningún otro partido.

Como se puede apreciar, en realidad, se trata de que el Comité Político del PLD ha decidido cambiar la modalidad de primarias abiertas por la de semicerradas, lo que tendría una serie de implicaciones que podrían afectar significativamente el proceso organizativo de las primarias.

Empecemos por recordar que el plazo para cambiar la modalidad de elección, otorgado por la JCE a los partidos que escogerán sus candidatos a través de primarias, se encuentran ventajosamente vencidos desde el 6 de diciembre de 2018. A estos fines, mediante su Resolución No. 03/2018, del 21 de agosto del 2018, le concedió un plazo de setenta y cinco días a los partidos, agrupaciones y movimientos políticos, el cual se prorrogó por un mes más a petición del PLD, para que le comunicaran a ese órgano la modalidad de primarias y el tipo de padrón a utilizar en la escogencia de sus candidatos.

No obstante parecer muy remota la posibilidad de éxito de la propuesta que nos ocupa, se debe tomar en cuenta que, de ser acogida, la JCE le abriría la puerta a los demás partidos, con toda su consecuencia, para cambiar la modalidad de primarias que escogieron y le comunicaron dentro del plazo referido anteriormente. Por ejemplo, el Partido Revolucionario Moderno tendría la libertad de cambiar sus primarias cerradas por abiertas o semicerradas.