32.8 C
Santo Domingo
domingo, julio 21, 2024

Académico israelí experto en Holocausto: asalto de Israel a Gaza es ‘genocidio desarrollándose ante nuestros ojos’

Lo que ocurre en Gaza es el exterminio del pueblo palestino.“Israel ha sido explícito en lo que está haciendo en Gaza. ¿Por qué el mundo no está escuchando?”, se pregunta Raz Segal, historiador y director de magíster en Holocausto y Genocidio de la Stockton University (Estados Unidos). A través de cifras, declaraciones de autoridades israelíes y normativa internacional, define el conflicto como un exterminio en una columna de la revista Jewish Currents.

El historiador israelí y director del magíster en Estudios de Holocausto y Genocidio de la Universidad de Stockton (Nueva Jersey, Estados Unidos), Raz Segal, publicó el 13 de enero titulada Un caso de libro de genocidio, donde detalla por qué los ataques de Israel a la Franja de Gaza corresponden a un intento de genocidio.

Publicada en la revista progresista de izquierda, Jewish Currents, el análisis de Segal recoge cifras, legislación internacional y declaraciones de autoridades israelíes para sostener que lo que ocurre en Gaza es el exterminio del pueblo palestino. (Lea acá la columna en inglés).

Aquel día en que se publicó la columna, la cifra de palestinos asesinados alcanzaba los 1800, luego de que Israel comenzara su asalto a la Franja de Gaza en represalia por los ataques de Hamás del 7 de octubre. Hoy, los muertos en Gaza superan los 2700, con más de un millón de residentes desplazados.

“La campaña de Israel para desplazar a la gente de Gaza –y, potencialmente, expulsarlos del todo a Egipto– es otro capítulo de la ‘Nakba’, donde un estimado de 750.000 palestinos fueron expulsados de sus hogares durante la guerra de 1948 que llevó a la creación del Estado de Israel”, apunta Segal en su columna. Agrega que “el asalto a Gaza también se puede entender en otros términos: como un caso de libro de genocidio desarrollándose ante nuestros ojos”.

El genocidio es descrito por la Convención para la Prevención y Castigo del Crimen de Genocidio de las Naciones Unidas como “el intento de destruir, totalmente o una parte, un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal”. En esa línea, el historiador israelí explica que “en su ataque asesino a Gaza, Israel ha proclamado ruidosamente esa intención”.

Ejemplo de esto son las declaraciones del ministro de Defensa de ese país, Yoav Gallant, quien el 9 de octubre, según recuenta Segal, declaró: “Estamos imponiendo un asedio total en Gaza. Sin electricidad, sin comida, sin agua, sin combustible.Todo está cerrado. Estamos combatiendo animales humanos y actuaremos en consecuencia”.

Gallant cumplió su promesa, e Israel ha bombardeado sin cesar Gaza. “La Fuerza Aérea israelí, según su propio conteo, ha lanzado más de 6000 bombas en Gaza, una de las zonas más densamente pobladas del mundo. Esto es casi tantas bombas como las que lanzó Estados Unidos en Afganistán durante los años récord de la guerra en aquel país”, apunta Segal. Para ese día, los bombardeos llevaban menos de una semana.

El historiador explica que existen cinco actos que caben dentro de la definición de genocidio según la ONU, de los cuales Israel está perpetrando tres: “1. El asesinato de miembros del grupo. 2. Causar daños corporales y mentales serios a miembros del grupo. 3. Infligir deliberadamente en el grupo condiciones de vida calculadas para provocar su destrucción física total o parcialmente”.

Además de las 6000 bombas en 6 días, Segal recuenta el uso de bombas de fósforo blanco en Gazasegún constató la organización Human Rights Watch, sustancia capaz de prender fuego cuerpos y edificios sin que pueda ser extinguida con agua. “Esto demuestra claramente a lo que Gallant se refiere cuando habla de ‘actuar en consecuencia’: no atacando a militantes de Hamas individuales, como Israel asegura, sino que desatando una violencia mortal en contra de palestinos en Gaza ‘como tales’, según el lenguaje empleado por la Convención sobre Genocidio de la ONU”.

A esto se suma provocar hambrunas, cortar el acceso al agua –de acuerdo con Reuters, palestinos han tenido que recurrir a tomar agua salada ante la ausencia total del elemento en el territorio sitiado– bombardear hospitales y también intensificar el asedio histórico de Gaza, según Segal.

“Israel ha intensificado su asedio de 16 años a Gaza –el más largo de la historia moderna, en clara violación del derecho humanitario internacional– a un ‘asedio total’, en palabras de Gallant”, lo cual “indexa explícitamente un plan para llevar el asedio a su destino final de destrucción sistemática de los palestinos y la sociedad palestina en Gaza”, argumenta.

La cobertura de la prensa y los dichos de los propios israelíes son también incluidos en el análisis del historiador que acusa el genocidio en Gaza. “Transformen Gaza en Dresden”, pidió durante una entrevista un ciudadano, haciendo referencia al bombardeo a la ciudad alemana en febrero de 1945, donde se lanzaron 650 mil bombas y murieron entre 22 700 y 35 000 alemanes. “Cero habitantes de Gaza” y “Aniquilación de Gaza”, rezan lienzos colgados en un puente de Tel Aviv.

“En efecto, el asalto genocida de Israel es bastante explícito, abierto y desvergonzado. Usualmente, los perpetradores de genocidio no expresan sus intenciones tan temprano, aunque hay ejemplos”, relata Segal. El genocidio de la población indígena Herero y Nama en el suroeste de África, a manos de colonizadores alemanes, es uno de ellos. “Para 1908, las autoridades alemanas habían asesinado 10.000 Nama y habían conseguido su meta de ‘destruir a los Herero’, matando a 65.000, el 80 % de su población”, recuerda el historiador israelí.

“La meta de Israel es destruir a los palestinos de Gaza. Y aquellos de nosotros que observamos en todo el mundo no estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad de impedir que lo hagan”,cierra.

Fuente: https://interferencia.cl

Related Articles

Ultimos Articulos