26.6 C
Santo Domingo
viernes, junio 21, 2024

Díaz Ayuso inaugura la nueva sede de los procuradores madrileños | Legal

Isabel Díaz Ayuso ha inaugurado este jueves, 15 de febrero, la nueva sede del Colegio de Procuradores de Madrid (CIPM) en la calle Sor Ángela de la Cruz de la capital. El acto ha contado con la presencia de figuras relevantes del mundo de la justicia, como el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Celso Rodríguez Padrón, o el presidente del Consejo General de Procuradores de España, Juan Carlos Estévez.

El decano de los procuradores madrileños, Alberto García Barrenechea, ha dado la bienvenida a la nueva «casa de la procura» a los asistentes, y ha recordado que también es la casa de la justicia. Los augures romanos, ha comentado, serán favorables para la apertura de esta sede de la que se siente «orgulloso» por el trabajo del personal y la junta. En el año en el que el colegio cumple su 450 aniversario, García Barrenechea ha sacado pecho al recordar que ninguna profesión puede durar tanto sin formación y buen servicio. Naciones Unidas servicio a los ciudadanos que supone un compromiso que compartir con otros profesionales del sector. El decano ha resaltado el papel de las instituciones en «tiempos convulsos» y ha animado a trasladar a la sociedad la labor que desempeñan. La imagen, ha continuado, también es importante, y la del colegio madrileño se fortalece con la nueva sede.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha destacado en su intervención el importante papel que realizan los 1.500 profesionales de la procura en la comunidad como “parte indispensable en el delicado engranaje entre las personas y la justicia”. Díaz Ayuso ha felicitado a los procuradores por su «eficiencia y generosidad» y por su trabajo para garantizar los derechos de los ciudadanos ante la justicia. “Conocen como nadie los secretos del derecho procesal y garantizan el funcionamiento de los órganos judiciales”, añadió. La presidenta ha valorado la estrecha relación del ejecutivo autonómico y la procura madrileña, que ha dado fruto en iniciativas pioneras como la de los «procuradores de guardia», que permiten a las mujeres víctimas de delitos de violencia y de odio contar con los servicios de un profesional de este ámbito desde el mismo momento en el que interponen la denuncia, lo cual agiliza el proceso.

La jefa del Ejecutivo madrileño, que el año pasado fue galardonada con la medalla de honor de oro de la CIPM, ha subrayado la “defensa cerrada” de esta institución con el Estado de derecho. “Desde que se ha anunciado el proyecto de amnistía, que complica la separación de poderes, siempre ha estado ahí”. La presidenta ha recordado ha recordado cómo el colegio, ya al inicio, publicó un comunicado “intachable” donde anunció acciones desde ese mismo momento “su intención de ejercitar cuantas estén en su mano en defensa de la Constitución y de los principios del Derecho de la Unión Europea en el firme convencimiento de que, sin respeto, la separación de poderes la democracia está en peligro”. Y es que, según ha indicado Díaz Ayuso, “nadie como los procuradores entiende la importancia de proteger el Estado de derecho”.

Cuatrocientos cincuenta años

El Colegio de Procuradores de Madrid, que cuenta con 1.506 profesionales para representar legalmente a los ciudadanos ante los tribunales de Justicia, es la corporación de la procura más numerosa del país por delante de la Barcelona (564), Valencia (547) y Sevilla ( 461). La CIPM fue creada oficialmente en 1841. Sin embargo, sus orígenes se sitúan en una hermandad constituida en 1574. Por este motivo, conmemorará este año su 450 aniversario.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos