23.3 C
Santo Domingo
jueves, abril 25, 2024

El extraño complot de asesinato chino detrás del 'Problema de los 3 cuerpos' de Netflix


Lin Qi era un multimillonario con un sueño. El magnate de los videojuegos quería convertir una de las novelas de ciencia ficción más famosas de China, “El problema de los tres cuerpos”, en un éxito mundial. Había comenzado a trabajar con Netflix y los creadores de la serie de HBO “Juego de Tronos” para llevar la saga de la invasión alienígena al público internacional.

Pero el señor Lin no vivió para ver”3 Problema del cuerpo” se estrenó en Netflix el mes pasado y atrajo a millones de espectadores.

Fue envenenado hasta la muerte en Shanghai en 2020, a los 39 años, por un colega descontento, en un matando eso remachado los círculos tecnológicos y de videojuegos del país, donde había sido una destacada estrella en ascenso. Ese colega, Xu Yao, un ex ejecutivo de 43 años de la empresa de Lin, fue condenado el mes pasado a muerte por asesinato por un tribunal de Shanghai, que calificó sus acciones de “extremadamente despreciables”.

El tribunal ha hecho públicos pocos detalles específicos, pero el asesinato del Sr. Lin fue, como lo expresó un medio de comunicación chino, «tan extraño como una superproducción de Hollywood». Los informes de los medios chinos, citando fuentes de su empresa y documentos judiciales, han descrito una historia de ambición corporativa mortal y rivalidad con un toque macabro. Al margen de su trabajo, se dice que el Sr. Xu se vengó con una planificación meticulosa, incluso probando venenos en animales pequeños en un laboratorio improvisado. (No sólo mató al Sr. Lin, sino que también envenenó a su propio reemplazo).

Lin había gastado millones de dólares en 2014 comprando derechos de autor y licencias relacionadas con el libro original de ciencia ficción chino, “El problema de los tres cuerpos”, y otros dos de una trilogía escrita por el autor chino Liu Cixin. “El problema de los tres cuerpos” cuenta la historia de un ingeniero, llamado por las autoridades chinas para investigar una serie de suicidios de científicos, que descubre un complot extraterrestre. Lin había querido construir una franquicia de programas de televisión y películas globales similar a “Star Wars” y centrada en las novelas.

Lin eventualmente se uniría a David Benioff y DB Weiss, los creadores de la serie de televisión “Juego de Tronos”, para trabajar en el proyecto de Netflix. La compañía de juegos del Sr. Lin, Youzu Interactive, que se llama Yoozoo en inglés, no es ajena al éxito de HBO; su lanzamiento más conocido es un juego de estrategia en línea basado en el programa llamado «Game of Thrones: Winter Is Coming».

El destino de Lin cambiaría cuando contrató a Xu, un abogado, en 2017 para dirigir una subsidiaria de Yoozoo llamada The Three-Body Universe que poseía los derechos de las novelas de Liu. Pero no mucho después, el Sr. Xu fue degradado y su salario fue recortado, aparentemente debido a su bajo desempeño. Se puso furioso, según la revista de negocios china Caixin.

Mientras el Sr. Xu planeaba su venganza, informó Caixin, construyó un laboratorio en un distrito periférico de Shanghai donde experimentó con cientos de venenos que compró en la red oscura probándolos en perros, gatos y otras mascotas. Caixin dijo que Xu estaba fascinado e inspirado por la exitosa serie de televisión estadounidense «Breaking Bad», sobre un profesor de química enfermo de cáncer que aprende por sí mismo a fabricar y vender metanfetamina y que finalmente se convierte en un narcotraficante.

Entre septiembre y diciembre de 2020, Xu comenzó a agregar cloruro de metilmercurio a bebidas como café, whisky y agua potable y a llevarlos a la oficina, informó Caixin, citando documentos judiciales. Los detalles del informe no pudieron confirmarse de forma independiente.

Las llamadas a Yoozoo y al tribunal de Shanghai quedaron sin respuesta. Netflix no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

«La trama es tan extraña como una superproducción de Hollywood, y la técnica es lo suficientemente profesional como para llamarla la versión china de 'Breaking Bad'», dijo el mes pasado Phoenix News, un medio de noticias chino.

Según una historia de El reportero de Hollywood En enero, Benioff dijo que el asesinato era “ciertamente desconcertante”. “Cuando trabajas en este negocio, esperas que surjan todo tipo de problemas. Por lo general, alguien que envenena al jefe no es uno de ellos”, afirmó.

La policía arrestó al Sr. Xu el 18 de diciembre de 2020, dijo el Tribunal Popular Intermedio Nro. 1 de Shanghai en su cuenta oficial de WeChat al anunciar el veredicto y la sentencia. Según se informa, el Sr. Xu se negó a confesar el crimen y no reveló qué veneno había usado, lo que complicó los esfuerzos de los médicos por salvar la vida del Sr. Lin.

El tribunal dijo que el Sr. Xu había conspirado para envenenar al Sr. Lin y a otras cuatro personas por una disputa de oficina. Su publicación incluía una foto de un Sr. Xu con gafas en la sala del tribunal vistiendo un cárdigan beige de gran tamaño rodeado por tres agentes de policía. El comunicado decía que más de 50 personas, incluidos miembros de la familia de los señores Xu y Lin, asistieron a la sentencia.

Three-Body Universe, la filial de Yoozoo, no respondió a una solicitud de comentarios, pero su director ejecutivo, Zhao Jilong, publicó en su cuenta de WeChat: “Se ha hecho justicia”, según los medios estatales chinos.

Antes de su prematura muerte, el Sr. Lin era una especie de celebridad en el mundo de los jóvenes empresarios chinos. Había construido su fortuna a principios de la década de 2010, aprovechando una ola de popularidad de los juegos móviles. Su intento de popularizar las novelas de Liu fue un raro intento de exportar la cultura popular china, algo que ha eludido a China mientras su gobierno anhela ejercer el mismo poder blando que Estados Unidos tiene con sus estrellas del cine, la música y el deporte.

Seis años después de que “El problema de los tres cuerpos” se publicara por primera vez en 2008, se publicó una versión en inglés traducida por Ken Liu con gran éxito. El libro ganó el premio Hugo, un importante premio de ciencia ficción, a la mejor novela. Entre sus seguidores contaba con Barack Obama y Mark Zuckerberg.

Si bien Netflix no está disponible en China, “3 Body Problem” aún ha provocado una reacción violenta entre los espectadores chinos que han podido acceder a la plataforma mediante redes privadas virtuales o que han visto versiones pirateadas del programa. Los usuarios de las redes sociales chinas expresaron su enojo porque la adaptación de Netflix occidentalizó aspectos de la historia y dijeron que el programa buscaba demonizar algunos de los caracteres chinos.

Incluso el ala de propaganda del Ejército Popular de Liberación ha intervenido en la serie. En un editorial publicado el sábado en su sitio web, China Military Online, calificó la serie de Netflix como un ejemplo de “hegemonía cultural” estadounidense.

«Se puede ver claramente que después de que Estados Unidos se apoderó de esta popular propiedad intelectual con su fuerza de superpotencia, quiso transformarla y rehacerla», decía el editorial. «El objetivo era eliminar en la medida de lo posible la reputación de la China moderna».

Li tu contribuyó con la investigación.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos