30.4 C
Santo Domingo
lunes, mayo 20, 2024

Ja Morant somete a DeRozan



Un partido tremendo, una lucha resuelta en los instantes finales con nervios, confusión y la expulsión de DeMar DeRozan por protestar mientras Tyus Jones, decisivo en los momentos calientes iba a la línea de personal con el partido en un puño (110-111). Los Grizzlies ganaron en Chicago (110-116) y demostraron por qué no solo son terceros del Oeste sino que son terceros, de hecho, de toda la NBA: están 42-20 por el 40-21 de los Heat, ahora líder del Este tras esta derrota de los Bulls (39-22), que quedan a un partido de los de Florida y con dos de ventaja sobre los nuevos Sixers del dúo Embiid-Harden. Los Grizzlies están a dos de los Warriors y con dos y medio sobre los Jazz.

Era un duelo entre dos equipazos… y entre dos de las mayores estrellas de la temporada, dos titulares en el último All Star Game y dos que seguramente serán en el Mejor Quinteto de la temporada: DeMar Derozan (31 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 10/29 en tiros) perdió también el choque individual con un superlativo Ja Morant, que batió por dos su récord de anotación y terminó con 46 puntos (20 en un extraordinario tercer cuarto) y 3 asistencias (15/28 en tiros). El base lanzó a unos Grizzlies que ganaron por 17 en el tercer cuarto y por 16 en el inicio del último, antes de recibir un parcial de 14-0 y verse 105-106 a 2:30 del final. Salvaron los muebles despues de dos derrotas seguidas y salieron vivos de la pista de unos Bulls que tuvieron seis triunfos consecutivos.

Incluso sin Dillon Brooks, que sigue de baja y sería en teoría el encargado de cubrir al alero, los Grizzlies supieron hacer la vida imposible a un DeRozan que puso fin a una racha de ocho partidos, la mejor que ha habido en la NBA, con al menos 35 puntos y un 50% en tiros. Al menos puso en 10 la de noches consecutivas con 30 puntos o más, algo que con los Bulls no hizo nadie desde Michael Jordan en la temporada 1990-91. El mejor record con la franquicia lo tiene el 23 con once partidos, así que DeRozan está a uno ahora. Zach LaVine anotó 28 puntos y repartió 6 asistencias pero Nikola Vucevic estuvo mal (11+12 rebotes) y perdió en el último cuarto minutos que fueron para el recién llegado Tristan Thompson, veremos hasta qué punto una señal de lo que está por venir. Los Bulls siguen en una situación básicamente ideal pero están 2-12 en partidos contra equipos con al menos un 60% de victorias.

Los Grizzlies siguen sumando victorias de mucho prestigio con un baloncesto eléctrico sobre el que galopa Morant. Desmond Bane se quedó en 12 puntos y solo anotó un triple, pero fue clave (para el 107-111). Tyus Jones sumó 11 puntos y 4 asistencias e hizo un gran trabajo Jaren Jackson (4 tapones) y sobre todo un Steven Adams que acabó con 12 puntos, 21 rebotes y 5 asistencias. Los Grizzlies no paran.

CALOR 133-ESPUELAS 129

Después de jugar dos prórrogas y batir su registro de anotación con Popovich (que sigue en 1.334 victorias, una del récord histórico de Don Nelson)los Spurs compararon en Miami en espalda con espalda y sin Dejounte Murray, Keldon Johnson y Jakob Poeltl. Parecía una situación propicia para los Heat y lo fue… pero con sufrimiento. Los Spurs alargaron su fiebre anotadora de un día antes y metieron 40 puntos en un primer cuarto en el que tuvieron 16 puntos de ventaja (12-28). Y llevaban 50 en 16 minutos y medio. Desde ahí hasta el descanso (siete minutos y medio) solo sumaron ocho más, y los Heat tomaron un mando (61-58) que estiraron en el inicio de la segunda parte (68-58). Los texanos no se rindieron y, siempre con los de Spoelstra al mando, fueron a remolque pero vivos hasta las últimas jugadas.

Bam Adebayo sumó 36 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias, y Jimmy Butler acabó con 27 puntos y un 12/15 en tiros libres en un partido en el que no jugó en el último cuarto. La línea de personal marcó una diferencia dramática: 38 intentos de los Heat, 19 de los Spurs. Tyler Herro aportó 27 puntos desde el banquillo y Kyle Lowry (13 puntos, 10 asistencias) dirigió la victoria de su equipo, sufrida, ante el empuje de Vassell (22 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias), Bates-Diop (22+11 ), Walker IV (22), Tre Jones (19+6+11)… Mucho mérito de los Spurs (24-37, a un partido y medio del jugar en) y liderato del Este para los Heat (40-21 ahora, con un partido de ventaja sobre los Bulls).

HALCONES 127-RAPTORS 100

los rapaces no han regresado del parón del All Star. Dos palizas en dos noches, primero en Charlotte, donde llegaron a estar 41 abajo, y después en Atlanta, donde los Hawks mandaban 102-70 en el tercer cuarto al ritmo de un Trae Young imperial. El base se quitó el mal sabor de boca de su mal partido contra los Bulls y terminó con 41 puntos, 11 asistencias y un 17/24 en tiros. Con solo 23 años, lleva en la NBA 22 partidos de al menos 40 puntos y 10 de 40 con 10 asistencias. Sus Hawks, que siguen sin John Collins, se asientan en el décimo puesto, el último de jugar en (29-31 ahora).

Los Raptors salieron bien y con un parcial de 0-13 llegaron a mandar 33-45. Pero recibió un 18-0 antes del descanso y un 16-0 tras el paso por vestuarios. Fred VanVleet (24 puntos, 9 asistencias) estuvo a punto de no jugar por problemas en una rodilla, algo que puede ser muy peligroso en las próximas semanas para el equipo canadiense, séptimo (32-37, a dos partidos y medio ya del sexto puesto, el ultimo pecado jugar en). Siakam sumó 14 puntos y 10 rebotes y Achiuwa 21+9. En los Hawks, 14 por cabeza para Huerter, Hunter y Bogdanovic y 17 con 7 rebotes y un 6/6 en tiros para Okongwu.

CABALLEROS 92-MAGOS 86

Un día después de perder recibiendo 157 puntos, los Wizards cayeron encajando 92. Dos derrotas completamente distintas pero igual de dolorosas pero un equipo que siguen hundiéndose (4-12 en sus últimos 16 partidos) y que ya está a dos partidos del jugar en (27-33). Los Cavs, después de tres derrotas, sumaron una valiosa victoria (36-24) que les mantiene cuartos, en situación de tener factor cancha en primera ronda de playoffs y todavía por delante de, entre otros pesos pesados, Milwaukee Bucks. Un mérito tremendo para un equipo que jugó sin Darius Garland, Caris LeVert ni Rajon Rondo. Pero que encontré la manera de llevarse el partido.

Los Wizards, que pelean por estar al menos en la repesca, han sumado en dos noches dos varapalos en partidos que podrían haber ganado. Primero las dos prórrogas ante los Spurs, después un apagón decisivo: ganaban 75-84 a 6:39 del final y se pasaron más de cinco minutos sin anotar, recibieron un parcial de 12-0 y solo anotaron dos puntos más, con un 0/4 en sus últimos cuatro tiros mientras, como hormiguitas, unos Cavs en cuadro aseguraban el triunfo desde la línea de personal. Cedi Osman fue decisivo desde el banquillo (19 puntos, 5 asistencias) como impulsor de los tres grandes: 18 puntos y 14 rebotes de Jarrett Allen, 23+6 con 6 triples de Lauri Markkanen y 14+11+3 asistencias de Evan Mobley. En los Wizards, 34+13 con un 8/11 en triples de Kyle Kuzma y 14+7 de Gafford. El debut de Kristaps Porzingis sigue sin llegar y Bradley Beal continúa fuera de las pistas para un equipo al que se le empieza a hacer ya muy tarde en el Este más competitivo de los últimos años.

NUGGETS 115-REYES 110

Segundo duelo en 48 horas entre Nuggets y Kings, con cambio de escenario y mismo resultado: en Sacramento 110-128 y en Denver 115-110 a favor de unos Nuggets que (35-25) son sextos del Oesteempatados con los Mavs (quintos) y con dos partidos y medio de ventaja sobre una zona de jugar en que está cada vez más imposible (o al menos improbable) para los Kings. Porque están ya 22-40, por primera vez en el curso a 18 partidos del 50%, a cuatro partidos del décimo puesto y en una marcha lastimosa: 6-18 en sus últimos 24, en ritmo de sumar solo 29 victorias y con cuatro derrotas seguidas después de abrir la era Domantas Sabonis con dos triunfos. Desde la llegada del lituano y la salida de Haliburton, la defensa de los Kings conceden 117,6 puntos por noche.

A diferencia del partido en California, esta vez los Kings pelearon y llevaron el partido a una resolución nerviosa, con quejas a los árbitros (sobre todo de un Harrison Barnes que peleó toda la noche con Aaron Gordon) y de Domantas Sabonis, lastrado de inicio por las faltas personales. Acabó con 14 puntos, 16 rebotes y 7 asistencias por el 24+5+3 de Barnes y los 26 puntos y 10 asistencias de Fox. Pero decidir finalmente los tiros valientes de Will Barton, el trabajo del citado Gordon (23 puntos, 9 rebotes) y Morris (21), la chispa en la segunda unidad de Hyland y DeMarcus Cousins ​​y, cómo no, la presencia de un Nikola Jokic que termino sudando la gota gorda en defensa: 18+10+11 para el serbio, que lleva 16 triples-dobles esta temporada (12 Dejounte Murray, el otro con más de 10 en toda la NBA). Y 73 en su carrera, a cinco de los 78 del pívot que más ha sumado, Wilt Chamberlain.



Source link

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos Articulos