29.8 C
Santo Domingo
lunes, abril 22, 2024

La oposición acentuó su caída

EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

El lunes se produjo el último gesto de las llamadas fuerzas opositoras por darse algún aliento para hacer creer que pueden competir en las venideras elecciones congresuales y municipales.

Fue un fraude a la prensa y al país. Crearon la expectativa de que darían una nueva dimensión a su alianza, y apenas parieron una nota de prensa que los medios se vieron obligados a titular que se habían reunido para reiterar que van divididos.

Se trató de la obra penosa de una cúpula política mediocre y desfasada, incapaz de articular con alguna eficiencia un golpe de efecto ante la opinión pública

La falta de contundencia o de algún nuevo aire en el documento leído, se debe a que el objetivo real del acto de prensa no fue darle nuevo aliento sino un desesperado intento por contener el flujo de dirigentes que huyen decepcionados de una jefatura cuestionada y que no representa esperanza de un nuevo futuro.

En cambio, el descendimiento se une -como la amplia mayoría del pueblo- al futuro constructivo e institucionalista que conduce el presidente Luis Abinader, en un ejercicio que por su honestidad y laboriosidad se dirige a sustentar las bases de un nuevo país.

Se van del PLD, la FUPU y el PRD quienes fueron convocados a trabajar por el país, y hoy se ven obligados a repudiar a quienes distinguen como ambiciosos desmedidos cuyo interés personal y fortunas están por encima de todo, incluidos los intereses generales de la Nación.

Con su acto del lunes la oposición política al PRM reconoció que no tienen ni el apoyo ni las energías creativas para competir con el presidente Abinader el 19 de mayo.

Los dirigentes de opositores han hecho un anuncio desteñido, sin consecuencias electorales y que en nada modifica la determinación del pueblo dominicano que ratifica en toda oportunidad su determinación de llevar al presidente Luis Abinader a una victoria histórica el próximo 19 de mayo.

No hay que ser experto en comunicaciones, en marketing o en comportamiento de la conducta social para saber que cuando se caen las expectativas infladas para promover un producto o un evento, se provoca frustración, insatisfacción, tristeza o resentimiento entre los partidarios del evento o producto.

Eso ocurrió con la reunión de los partidos FP, PLD y PRD, en la que supuestamente darían un golpe de efecto en su aspiración de tener un desempeño al menos honorable en las próximas elecciones congresuales y presidenciales.

Se trató de un acto políticamente anticuado, de pobre contenido y escaso interés público, que estoy seguro acentuó la caída de los candidatos Leonel Fernández y Abel Martínez.

Cuando faltan menos de dos meses para las elecciones  ese acto ridículo les bajó nuevos puntos porcentuales en sus capas blandas de electores.

Related Articles

Ultimos Articulos