30 C
Santo Domingo
jueves, febrero 22, 2024

Las tres cuestiones que más preocupan a las empresas: fiscalidad, inflación y tipos de interés | Pyme

La fiscalidad y, más concretamente, como figura tributaria, las cotizaciones sociales repercutiendo en los costes de las empresas, es una de las cuestiones que más preocupan a la empresa española, pero no la única, tal y como podemos deducir de las conclusiones de la segunda parte del estudio Clima Empresarial de la Cámara de Comercio de España en colaboración con Sigmados.

De hecho, las tres principales preocupaciones del empresariado español, encabezadas por la fiscalidad, se complementan con la inflación y los tipos de interés.

La fiscalidad

En el estudio citado, podemos comprobar cómo los costes de cotizaciones sociales son identificados como la figura tributaria de mayor impacto en las empresas, elegida como tal por un 52,3% de los encuestados. En segundo lugar, figuraría el IVA con un 43,8% y el Impuesto de Sociedades con un 38,6%. Se trata de una percepción compartida por todas las empresas, y esto es relevante, independientemente del tipo de actividad, tamaño o sector productivo. De hecho, hasta el 55,8% de las compañías plantearía la rebaja de las cotizaciones sociales como eje fundamental para el caso de una hipótesis sobre la reforma fiscal.

En consonancia con lo anterior, como segundo elemento para esta hipotética reforma fiscal, hasta el 35,7% consideraría que es prioritario luchar contra el fraude fiscal y contra la economía sumergida. Por otro lado, el 32,3% señalaría como elemento clave, también, la simplificacion de los procesos tributarios.

La inflación

La segunda cuestión, siempre según las conclusiones del citado estudio, que más preocupa a la empresa española tiene que ver con el impacto de la inflación. El 55% de las empresas manifiestan versos afectados de manera negativa por la inflación en sus beneficios. Además, el impacto negativo aumenta en relación al tamaño de las empresas: cuanto menor es el tamaño de la empresa, mayor es el impacto soportado. También, se señala la especial relevancia que esto trae consigo en sectores como el comercio, el turismo, y la hostelería y restauración.

El aumento del precio en los suministros es otro de los efectos negativos. (y relevantes) de la inflación; este segundo efecto negativo sería apreciado como tal por el 49,9% de las empresas participantes en la encuesta. En tercer lugar, la subida de precios directamente relacionada con la reducción de ventas sería el principal problema derivado de la inflación según el 31,3%, mientras que, por último, hasta un 13,3% de las empresas estarían sufriendo problemas de liquidez. o problemas derivados financieros, por el aumento del IPC.

En el apartado de herramientas para limitar o contener el efecto de la inflación, la mayoría de empresas, concretamente el 44,3%, indica que el aumento de precios de venta de productos o servicios ha sido su acción principal. Para el 38,1% lo ha sido la reducción de beneficios, mientras que hasta un 26,2% ha aprovechado la situación para acometer inversiones o reorganizaciones de los procesos productivosorientadas a la reducción de costes y mejora de la productividad.

Las empresas de mayor tamaño, en términos relativos, se muestran más inclinadas al incremento de precios para compensar la inflación, mientras que las empresas de menor tamaño se ven obligadas a repercutir en sus propios beneficios con mayor impacto.

Tipos de interés

Por último, el Estudio de Clima Empresarial nos muestra otro elemento dentro de las principales preocupaciones de las empresas en España: la subida de los tipos de interés. Se trata, por descontado, de un elemento transversal independientemente del tamaño de la empresa.

De hecho, también es un elemento en el que la mayoría de empresas coinciden: el 74,3% de las compañías afirma haber sido afectado de algún modo por la subida de los tipos de interés. Más aún, el 53,3% manifiesta que la subida de tipos de interés ha venido a provocar un encarecimiento en sus servicios y productos financieros ya contratados, y el 29,6% ha tenido que aplazar o paralizar nuevos planes de inversión.

Por otro lado, la financiación aparece como otro problema derivado de la subida de tipos de interés. Por ejemplo, el 20,5% de las empresas asegura haber sufrido problemas para obtener nueva financiación bancaria, y el 19,7% afirma haber tenido dificultades en el caso de la renovación de líneas de financiación concedidas anteriormente, lo que, en conjunto, mostraría una dificultad amplia de la empresa española en relación a la financiación debido a los tipos de interés y su subida.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos