27.8 C
Santo Domingo
lunes, marzo 4, 2024

Los mejores momentos de su carrera de Cole Hamels


Una versión de esta historia se publicó originalmente en agosto de 2023.

Desde lograr una de las rachas de lanzamiento más dominantes en la historia de la postemporada hasta lanzar un juego sin hits inolvidable en su final de los Filis, a Cole Hamels no le han faltado momentos destacados a lo largo de su carrera.

1. Postemporada 2008
Hamels fue nombrado MVP tanto de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional como de la Serie Mundial en 2008 y, lo que es aún más sorprendente, su mejor El inicio de esa postemporada en realidad llegó en la Serie Divisional de la Liga Nacional. El zurdo comenzó su increíble postemporada lanzando ocho entradas en blanco en el Juego 1 de la NLDS contra los Cerveceros. Luego abrió tanto el primer partido como el decisivo en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Dodgers, permitiendo solo tres carreras en 14 entradas. Hamels volvió a abrir el primer partido y el decisivo de la Serie Mundial, limitando a los Rays a cuatro carreras en 13 entradas.

En total, Hamels tuvo marca de 4-0 con efectividad de 1.80 en sus cinco aperturas esa postemporada. Lanzó al menos seis entradas en cada una de esas cinco salidas y nunca permitió más de dos carreras. Al hacerlo, Hamels se unió a John Smoltz (1996) y Curt Schilling (2001) como los únicos lanzadores en la historia de la MLB en registrar cinco aperturas en una postemporada de al menos seis entradas y no más de dos carreras permitidas.

2. Gran salida
Cuando Hamels subió al montículo en Wrigley Field el 25 de julio de 2015, no era ningún secreto que probablemente sería su última apertura con el uniforme de los Filis. Hamels, una de las últimas piezas restantes del núcleo que había llevado al club a ganar banderines consecutivos en 2008 y 2009, era un activo valioso en un club de los Phils que estaba en plena reconstrucción.

En la aparición número 308 de su carrera con el uniforme de Filadelfia (incluida la postemporada), Hamels lanzó milagrosamente un juego sin hits contra una alineación apilada de los Cachorros. Acumuló 13 ponches en un día en el que sus únicos defectos fueron dos bases por bolas a Dexter Fowler.

Hamels fue traspasado a los Rangers seis días después.

3. El partido decisivo de la SDLN 2010
Revelación completa: este ni siquiera fue el mejor comienzo de un lanzador de los Filis en esta serie de tres juegos. Por supuesto, ese honor pertenece a Roy Halladay, quien lanzó su histórico juego sin hits en el Juego 1 de la NLDS de 2010 contra los Rojos, pero la salida de Hamels cuatro noches después fue una joya por derecho propio. Después de ganar los dos primeros juegos en casa, Hamels subió al montículo en el Great American Ball Park y dominó a Cincinnati en nueve entradas en blanco. Permitió sólo cinco hits, ponchó a nueve y no dio boletos. El zurdo puso un signo de exclamación en la serie cuando ponchó a Scott Rolen para terminar el juego y enviar a los Filis a la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

4. Da un jonrón, consigue un jonrón
Al ingresar a la tercera entrada de un juego del 21 de julio de 2012 contra los Gigantes, Hamels nunca había permitido un jonrón a un lanzador contrario y él mismo nunca había conectado un jonrón. Al final de ese cuadro, había hecho ambas cosas.

En la parte alta del tercero, Hamels le sirvió un tiro solitario al abridor de San Francisco, Matt Cain. Al llegar al plato en la mitad inferior, Hamels saltó sobre el primer lanzamiento que vio y lo envió a los asientos del jardín derecho en Citizens Bank Park para el primer jonrón de su carrera. Cuando se le preguntó si estaba tratando de igualar el marcador después de conectarle un jonrón a Cain, Hamels dijo: «»No, no. Cada vez que subo allí, solo intento golpear la pelota».

La improbable secuencia marcó la primera vez que los lanzadores abridores se pegaron jonrones entre sí desde el 18 de mayo de 2002, cuando Kevin Millwood de Atlanta y Denny Stark de Colorado lo hicieron en el Coors Field. También fue la primera vez que un lanzador de los Filis conectó un jonrón y permitió uno a un lanzador contrario en el mismo juego desde el 18 de agosto de 1925 (Johnny Couch contra Dolf Luque de Cincinnati).

«Fue agradable. Esperas lo suficiente y, con suerte, eventualmente podrás tener uno», dijo Hamels. «La situación que sucedió, creo que la disfrutaré más que nada, permitirle el primer jonrón que le he dado a un lanzador y luego poder conseguir uno».

5. Entrada inmaculada
Hamels grabó su nombre en el libro de récords al realizar una entrada inmaculada en el tercer cuadro de su apertura del 17 de mayo de 2014 contra los Rojos. Así es: nueve lanzamientos, nueve strikes, tres ponches. Enfrentando a los bateadores números 2-4 en el orden de Cincinnati, Hamels hizo un trabajo rápido con Zack Cozart, Brandon Phillips y Todd Frazier. Cozart recibió un strike cantado y cometió una falta en un lanzamiento antes de caer haciendo swing. Phillips recibió un par de strikes cantados antes de realizar también el tercer strike. Frazier subió, hizo swing y falló en tres lanzamientos seguidos para terminar la entrada momentos después de que comenzara.

6. Acumulando las K
Después de lograr un buen final de su temporada de novato en 2006, Hamels hizo una declaración temprana al resto de la liga el 21 de abril de 2007. En su cuarta apertura de la temporada, no sólo acumuló lo que resultó ser una carrera: alto 15 ponches, pero lo hizo en un juego en el que también indujo un triple play. Hamels parecía preparado para un gran total de ponches cuando ponchó a todos en la primera entrada en camino a acumular ocho en los primeros cuatro cuadros.

Sin embargo, Hamels no tuvo ninguno en el quinto, ya que los tres outs se produjeron con un solo golpe del bate. Luego de una base por bolas a Josh Hamilton y un sencillo de Edwin Encarnación, el receptor de los Rojos, David Ross, se acercó al plato y conectó un roletazo al antesalista Abraham Núñez, quien rápidamente pisó la bolsa para iniciar un triple play 5-4-3. Aunque eso desaceleró el ritmo de ponches de Hamels, logró otros siete en las últimas cuatro entradas, incluidas tres en la octava, para terminar con 15 K y permitir solo una carrera en una victoria del juego completo.

7. Juego sin hits combinado
Aunque no fue tan memorable como el juego sin hits que lanzaría menos de un año después en su última apertura con los Filis, Hamels manejó la mayor parte del juego sin hits combinado el 1 de septiembre de 2014, contra los Bravos. A pesar de tener problemas con el control al principio (cuatro bases por bolas y un hit en tres entradas), Hamels se abrió camino durante seis entradas sin hits en el Turner Field de Atlanta antes de entregar las cosas al bullpen. Jake Diekman, Ken Giles y Jonathan Papelbon siguieron lanzando cada uno una entrada perfecta para completar el juego sin hits combinado. Hamels terminó el día con siete ponches, cinco bases por bolas y un bateador hit en sus seis cuadros.

8. Debut deslumbrante
A pesar de algunos momentos inestables, Hamels logró un debut tremendamente impresionante en la MLB el 12 de mayo de 2006, contra los Rojos en el Great American Ball Park. Logró un par de ponches en la primera entrada, incluido lograr que el miembro del Salón de la Fama Ken Griffey Jr. mirara fijamente un strike tres cantado para terminar la entrada. Hamels terminó su día de la misma manera, ponchando a Griffey para finalizar la quinta entrada. El novato de 22 años terminó con siete ponches y permitió sólo un hit (un doblete de Felipe López con dos outs en la quinta) en cinco entradas.

9. 'Cuatro Ases'
Hamels hizo su primera aparición en el Juego de Estrellas y terminó sexto en la votación del Premio Cy Young de la Liga Nacional en 2007, luego jugó un papel fundamental para guiar a los Filis a un título de Serie Mundial en 2008. Sin embargo, mientras los Filis ganaron un segundo banderín consecutivo de la Liga Nacional en 2009, Hamels tuvo problemas para lograr una efectividad de 4.32 y un récord de 10-11. Se recuperó para lograr una efectividad de 3.06 en el 2010, luego brilló en el 2011 como parte integral de una de las rotaciones iniciales más dominantes de este siglo.

Hamels tuvo marca de 14-9 con efectividad de 2.79 y WHIP de 0.99, terminando quinto en la votación del Premio Cy Young de la Liga Nacional 2011, pero tercero en su propio equipo. Halladay (19-6, 2.35 de efectividad) fue el subcampeón del Premio Cy Young (detrás de Clayton Kershaw), mientras que Cliff Lee (17-8, 2.40) terminó tercero. Roy Oswalt (9-10, 3.69) completó los “Cuatro Ases”, pero Vance Worley (11-3, 3.01) también irrumpió en escena camino a terminar tercero en la votación del Premio Novato del Año de la Liga Nacional.

10. Bienvenido de nuevo
Los fieles de los Filis obviamente colmaron de aprecio a Hamels durante sus nueve temporadas y media con el equipo, pero los fanáticos de Filadelfia no han dejado dudas sobre el lugar que ocupa en sus corazones desde su partida. El 24 de enero de 2018, los fanáticos que asistieron al juego Philadelphia 76ers-Chicago Bulls en el Wells Fargo Center le dieron a Hamels, entonces miembro de los Texas Rangers, una gran ovación cuando apareció en el Jumbotron.

Luego, Hamels recibió otra ovación de la multitud en Citizens Bank Park cuando regresó el 31 de agosto de 2018 como miembro de los Cachorros, aunque no lanzó durante esa serie de tres juegos. Finalmente subió al montículo en Filadelfia con el uniforme contrario por primera vez el 14 de agosto de 2019. La leyenda de los Filis fue recibida no con uno, ni con dos, sino con tres ovaciones entusiastas de la multitud. El primero llegó cuando inicialmente subió al montículo en la parte baja del primero. Lo siguiente llegó cuando pisó el plato por primera vez en la parte alta de la tercera. Los fanáticos de los Filis se pusieron de pie para una tercera y última ovación cuando Hamels caminó desde el montículo hasta el dugout de la tercera base después de ser retirado por el manager de los Cachorros, Joe Maddon.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos