28.5 C
Santo Domingo
sábado, junio 22, 2024

Una herida frena a Chris Paul



Todo iba de maravilla en Phoenix Suns, de largo el mejor equipo de la temporada NBA y el principal favorito al anillo que se les escapó la pasada temporada (se pusieron 2-0 en la final contra los Bucks y acabaron perdiendo 2-4)… hasta ahora. Hasta que unos minutos antes del inicio del All Star 2022, en Cleveland, TNT anunció que el problema que arrastra a Chris Paul en un dedo de la mano derecha es serio, y que la base va a tener que estar de bajo un tiempo mínimo de 6 semanas que podrían alargarse hasta ocho. Tiene una fractura que debe cuidar, y le toca parar. Después del jarro de agua fría para la franquicia de Arizona, Paul jugó un par de minutos en el All Star (el duodécimo de su carrera) y comenzó una ausencia que podría alargarse hasta los playoffs.

Las cuentas son obvias: la regular season 2021-22 acaba en siete semanas, el 10 de abril. Los playoffs, después del jugar enarrancan el 16 de abril. Así que puede que no veamos a Chris Paul hasta las eliminatorias por el título. Un golpe para un equipo lanzado (48-10 en los 58 partidos que ha jugado antes del All Star) pero que, eso sí, tiene margen de sobra para la ausencia de uno de los mejores bases de la historia: seis partidos y medio de ventaja sobre los Warriors (42-17) y ocho sobre los Grizzlies (41-19). El Este, nadie tiene menos de 21 derrotas. Así que, en ese sentido, todo sigue apuntando a que, a pesar de este contratiempo, los Suns tendrán factor cancha en todos los playoffs, Finales incluidos.

Pablo estaba promediando 14,9 puntos, 4,5 rebotes, 1,9 robos y 10,7 asistencias, dato este último en el que es el mejor de la NBA (10,2 James Harden) y en el que aspiraba a cerrar la temporada como líder por quinta vez en su carrera. La cuestión para los Suns es que Paul llegue en buenas condiciones a los playoffs, ya que en esencial en su sueño de conquistar e primer anillo en la historia de la franquicia. En mayo cumplirá 37 años y el pasado verano, un todo dentro en toda regla, los soles le dieron pese a su edad un nuevo contrato de cuatro años y 120 millones de dólares.

Hasta ahora, Paul había jugado los 58 partidos de los Suns, algo que entre los esenciales solo habia tambien el alero Mikal Bridges. Devin Booker, que ahora será el eje clarísimo del equipo se ha perdido siete (ha jugado 51) y el pívot DeAndre Ayton había sido el que peor suerte había tenido hasta ahora: ha jugado 37 y se ha perdido 21.



Source link

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos Articulos