27 C
Santo Domingo
viernes, junio 21, 2024

Cumpleaños de béisbol en Navidad el 25 de diciembre


Es apropiado que el día de Navidad nos haya regalado tres jugadores del Salón de la Fama. Aquí hay una clasificación subjetiva de los cinco primeros para el 25 de diciembre:

1) Ricky Henderson (1958)
El campeón de bases robadas, 10 veces All-Star y MVP de la Liga Americana en 1990 con los Atléticos es un líder obvio para esta lista. Siempre citable, siempre confiado, era un placer ver al «Hombre del Robo» en el campo. Este es sólo uno de los muchos hechos extraños de Henderson: casi corrió un maratón a lo largo de su carrera, simplemente robando bases. Sus 1.406 robos, a 90 pies cada uno, equivalen a 126.540 pies… o 23,97 millas; a poco más de dos tímidos de un maratón.

2) Nellie Fox (1927)
Incluido en el Salón de la Fama en 1997, Fox fue una pieza crucial de los Medias Blancas “Go-Go” de la década de 1950. Fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1959, 15 veces All-Star y tres veces Glover de Oro, y recibió el premio inaugural en la segunda base en 1957. Increíblemente, su total más alto de ponches en una sola temporada fue… 18!

3) Pud Galvin (1856)
Su par de apodos – Gentle Jeems y The Little Steam Engine – y su mirada increíble Eran dignos del Salón de la Fama por derecho propio, pero Pud también era un jugador bastante bueno. Capturó un título de efectividad (1.16) en su temporada de novato y terminó su carrera de 18 años con 1,807 ponches, impresionante para la era en la que jugó. Galvin fue incluido en el Salón de la Fama por el Comité de Veteranos en 1965.

4) manny trillo (1950)
Conocido como un segunda base hábil en el campo, Trillo ganó tres Guantes de Oro y fue un incondicional en el medio del cuadro de los Filis de 1980, que ganaron el primer título de Serie Mundial de la franquicia. Fue el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional durante esa carrera en los playoffs, bateando .381/.364/.571 en la serie contra los Astros, con un momento memorable memorable siendo un tiro de relevo para cortar una carrera en casa en el decisivo Juego 5.

5) Hideki Okajima (1975)
Después de una larga carrera en Japón, Okajima firmó con los Medias Rojas cuando tenía 31 años en 2007 y rápidamente se convirtió en una parte importante de su bullpen como preparador de Jonathan Papelbon. Aunque tuvo un comienzo desfavorable en su carrera en las Grandes Ligas, permitiendo un jonrón en el primer lanzamiento que hizo, Okajima se calmó y no permitió una carrera en 19 apariciones del 6 de abril al 20 de mayo de su temporada de novato. Se convirtió en el primer lanzador nacido en Japón en aparecer en la Serie Mundial cuando lanzó 2 1/3 cuadros perfectos en el Juego 2 contra los Rockies en 2007.

Nabil Crismatt (1994)
Bien, es cierto que este se trata más de lo perfecto que es que Crismatt naciera en… Navidad. ¿Pero quién sabe? El relevista de los Padres, cuya carrera en las Grandes Ligas comenzó en 2020, podría terminar siendo un lanzador decente.

Willy Taveras (1981)
Fue segundo detrás de Ryan Howard en la votación de Novato del Año de la Liga Nacional en 2005 y lideró la Liga Nacional en bases robadas con 68 en 2008.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos