26.2 C
Santo Domingo
domingo, julio 21, 2024

Muere Philippe de Gaulle, almirante e hijo de Charles de Gaulle, a los 102 años


El almirante Philippe de Gaulle, el hijo mayor del líder francés en tiempos de guerra y ex presidente Charles de Gaulle, murió el miércoles en París. Tenía 102 años.

Su muerte fue confirmada por el Palacio del Eliseo, sede de la presidencia francesa. Su hijo Yves dijo al periódico Le Figaro que murió “la noche del martes al miércoles” en la Institución Nacional de los Inválidos, el histórico hospital de veteranos francés en el centro de París. La cuenta oficial de Twitter de la Armada francesa dijo que el almirante de Gaulle murió el miércoles.

El almirante de Gaulle pasó su vida a la sombra de su padre, el salvador de Francia en tiempos de guerra y fundador de su Quinta República, a pesar de su ilustre historial en la Resistencia francesa y su distinguida carrera militar posterior.

Como joven oficial naval en la Segunda Guerra Mundial, luchó en el Canal de la Mancha y en el Atlántico; recibió personalmente la rendición de las tropas alemanas en París ocupando el Palacio Borbón, hoy Senado francés, en agosto de 1944; “participó en todas las batallas de la Liberación”, decía el Elíseo; y fue herido seis veces.

Más tarde se convirtió en piloto naval y luchó en las guerras de Francia en Indochina y Argelia. Terminó su servicio militar en 1982 como inspector general de la Armada francesa.

Nada de esa carrera había sido suficiente para ganarse una calidez especial por parte del austero general de Gaulle. No obstante, Philippe era el cuidadoso custodio de la memoria de su padre, al que se le habían confiado los papeles del general y la casa familiar en el noreste de Francia, en Colombey-les-Deux Églises. Inesperadamente reveló el lado humano de su padre en una serie de entrevistas que formaron el libro “De Gaulle, Mon Père”, que se convirtió en un éxito de ventas en Francia en 2003.

En esas entrevistas, Philippe de Gaulle demostró el estoicismo característico de la familia, mantenido en su caso durante toda su vida como hijo de un hombre que da nombre a mil calles de Francia.

“De vez en cuando me ha tocado sufrir diversas agravaciones”, dijo fríamente al entrevistador Michel Tauriac.

Una vez recordó del padre que lo llamaba “querido viejo” y cuya nariz aguileña y figura rectilínea heredó: “Después de haberme abrazado, lo cual rara vez hacía, me despidió después de 15 minutos”.

En el momento de su la muerte del padreen 1970, a la edad de 79 años, Philippe dijo: “A menudo me dio la impresión de que habría sacrificado a su hijo con igual gusto que a sí mismo, para servir a su destino histórico”.

Philippe de Gaulle nació en París el 28 de diciembre de 1921. Su padre, un joven capitán del ejército en ese momento, ya se había ganado una reputación de valentía en la Primera Guerra Mundial. Yvonne (Vendroux) de Gaullecuya familia del norte de Francia se había destacado en la construcción naval y la fabricación de galletas.

Philippe insistió en una carrera militar, en contra del deseo de su padre de que se convirtiera en diplomático, un raro caso en el que frustró al hombre mayor.

En junio de 1940, tras la invasión alemana de Francia, llegó a Inglaterra con su madre y sus dos hermanas el día 19, el día después del histórico llamamiento a la resistencia de su padre, transmitido por la BBC. Después de la guerra, su padre decidió no otorgarle el más alto honor de la Resistencia, el Compañero de la Liberación, y explicó: «Todo el mundo sabe que fuiste mi primer compañero».

Después de terminar su carrera en el ejército, el almirante de Gaulle fue elegido senador de París en 1986 por un partido de derecha encabezado por Maurice Couve de Murville, quien había sido primer ministro de su padre después de servir en el gobierno colaboracionista de Vichy durante la guerra.

Además de su hijo Yves, al almirante de Gaulle le sobreviven otros tres hijos, Jean, Charles y Pierre. Su esposa, Henriette (de Montalembert) de Gaulle, murió en 2014. Su hermana Anne murió en 1948 y su hermana Elisabeth murió en 2013.

Entrevistado por Le Figaro después de haber cumplido 100 años, De Gaulle dijo: «Hubiera preferido darle parte de mi longevidad a mi padre».

Aurelien Breeden contribuyó con informes.



Source link

Related Articles

Ultimos Articulos